17 Señales de que tu Matrimonio ha Terminado

0
36487
matrimonio

¿Aún queda pasión en tu matrimonio?
¿Tienen los mismos sentimientos, así de intensos como antes?
¿Te comunicas de la misma manera con tu pareja como solías hacerlo?

Hazte estas preguntas antes de que sea demasiado tarde. A continuación te compartimos algunas señales que podrían ayudarte a saber si realmente tu matrimonio ha terminado.

  • Los ataques personales
    Constantes abusos y ataques personales significa que ya no hay respeto en el matrimonio. Si se ha perdido el respeto y el amor con tu pareja, cuando el amor se acaba no tiene sentido seguir una vida en común, pero si aún no has llegado a este punto no lo dejes pasar, un buen matrimonio se construye con el trabajo constante en pareja.
  • Frustración física
    La relación física juega un papel importante en tu matrimonio. Cuando contacto físico es nulo, frustrante o aburrido, y si ya has intentado recuperarla sin lograrlo, es una mala señal, los hombres gustan y necesitan de contacto sexual, recuerda cuando eran novios o recién casados, todo era miel, caricias y sexo, si ya no existe entre ustedes, es otro aspecto que quizá tu matrimonio ha terminado.
  • Ningún compromiso
    El éxito de un matrimonio depende del compromiso y disposición que cada uno tenga por consciente y tomar en cuenta las necesidades del otro. Cuando tú o tu pareja han perdido el interés por este compromiso y lo que el otro piense ya no le interesa o peor aún, ha sido en condiciones de deslealtad a este importante valor, vendrán problemas cada vez mas difíciles de solventar. Cuando el matrimonio se ha acabado aún viviendo juntos, se siente, se nota…
  • Discusiones sin razones de peso
    Si has estado discutiendo con tu pareja por motivos sin importancia, cuando todo le molesta a uno del otro y se desencadenan disputas constantes, sin intenciones de resolver las diferencias, es una alerta que marca el final de la relación y que el matrimonio no tiene solución a menos que ambos pongan toda su disposición para parar las peleas y empezar a negociar.
  • Necesidades egocéntricas
    Si alguno de los dos se ha vuelto egoísta e identificas pensamientos egocéntricos sin lugar a dudas va a dar lugar a problemas. El matrimonio tiene que ver con el “nosotros”, con compartir y hacer equipo. Si tus necesidades o las de tu pareja se están volviendo egocéntricas y ya no existe el cuidado mutuo, tu matrimonio está a punto de colapsar. En realidad no es agradable vivir sin amor en el matrimonio.
  • Estableciendo un dominio propio
    Dominando sin pensar en el otro, tomando el poder por el poder en la relación, significa que a uno de los dos le gusta mantener ventaja e imponerse por encima del otro. Con el tiempo será una condición que matará el amor y el respeto mutuo en la relación. Si el matrimonio se ha acabado y a alguno de los dos se siente frustrado, enojado o traicionado, es muy desagradable continuar así sin resolver y hacer el intento por recuperar el matrimonio.
  • No hay comunicación
    La base de toda relación amorosa y de compromiso es una buena comunicación, si estas perdiendo esta comunicación activa, intenta recuperarla antes de que sea tarde o busca un profesional que los guíe para solucionar. Si llegas al punto en el que ya no hay comunicación, se han roto las vías de diálogo y no se logra restablecerlas, es difícil salvar tu matrimonio y que dure mucho tiempo más, al menos en condiciones satisfactorias. Un matrimonio en crisis es como una bomba de tiempo, puede explortar en cualquier momento si no existe la disposición de ambos para volver a comunicarse.
  • El Ego
    Cuando el ego arrasa en una relación de matrimonio, el amor se acaba. Si tú ni tu pareja están dispuestos a doblegar su ego ante un conflicto o diferencia, es claro que el ego puede más que el amor que los unió, llegar a estos puntos de inflexión es señal de que el final está cerca y también hay que saber identificar cuando el matrimonio ya no tiene solución.
  • Infidelidad
    En la mayoría de las parejas siempre habrá una parte que no estará dispuesta a tolerar el engaño y la infidelidad en el matrimonio. Si existen o han existido relaciones alternas, quizá el compromiso, el interés y el gusto por la otra persona estén rotos. Si esto ocurre y no hay acciones específicas para repararlo, entonces su matrimonio ha terminado.
  • La falta de tiempo
    La falta de tiempo de tu parte o la de tu pareja afecta a la ecuación de la relación. No tomarse el tiempo para compartir momentos, aficiones, gustos, etc. convierte en extraños a las parejas. Este sin duda será un signo que deberás tener en cuenta, ya que puede derivar en una crisis en tu matrimonio.
  • Desacuerdos
    Los desacuerdos en temas como las finanzas y los niños, pueden ser una de las principales causas de problemas en las parejas. Si no logran solventarlo o ponerse de acuerdo en como manejarlo, esto podría significa que el matrimonio se ha acabado si en ninguno de los dos cabe la prudencia y empiezan a negociar, pues en los desacuerdos en muchas ocasiones se pierden el respeto mutuo y se olvida el amor. Reflexiónalo…
  • Cambio de objetivos
    Cuando dos personas están unidas, pero ya no tienen un plan de vida en común y diferentes objetivos para una relación, o estos han cambiado, por mucho amor que haya entre ambos no conseguirán la felicidad juntos, porque sus caminos, objetivos y metas para la vida en pareja no son compatibles. Si no has logrado acoplar tus objetivos con los de tu pareja y sus caminos van avanzando y en lugar de unirlos los alejan, es difícil que el amor logre superar esta diferencia si no encuentran espacios, ideas e intereses comunes para compartir. A veces hay que saber cuando hay que poner fin al matrimonio, pero también cuando hay que luchar por él.
  • La falta de conexión emocional
    El amor nace de una conectividad emocional que se da en algún momento de tu vida con tu pareja. Esta conexión se debe cuidar como el mayor de los tesoros y no dejarla perder. Si pierdes esta conexión emocional en la relación amorosa, es una alerta de los problemas vendrán y que lo que están viviendo en la relación es insuficiente para seguir adelante. Quizá esta sea una de las claves más importantes para recuperar tu matrimonio.
  • Cada situación termina en pelea
    Las peleas son inherentes a las relaciones no sólo amorosas si no también interpersonales, siempre habrá más de una en las parejas. Pero si en tu caso cada situación termina en una pelea, ya no hay flexibilidad y buena voluntad para establecer negociaciones, es señal de que se va perdiendo el amor y el matrimonio se ha acabado, si no logran negociar y establecer acuerdos mutuos.
  • Las Mentiras
    Cuando te ves en la necesidad de decir una mentira es por que se ha de esconder algo con lo que el otro no estará de acuerdo. Si alguno de los le miente, por un interés propio, por culpa o por miedo, significa que se empieza a romper la confianza, el compromiso, la lealtad y el vínculo de pareja.
  • La Soledad
    ¿Te has llegado a  sentir sola y deprimida, aún estando en pareja? Revisa bien las causas por lo que esto sucede, esto podría ser un signo de una relación fallida. Si a veces te preguntas como saber si una relación debe terminar, reflexiona si realmente quieres continuar con la pareja con la que te encuentras o si en algunas ocasiones te sorprendes preguntándote si debes continuar con esta relación y si vale la pena recuperar tu matrimonio.
  • Falta de amor
    Si no amas a tu pareja o sientes que tu pareja ya no te ama, no hay razón para continuar el matrimonio. Seguramente ya todo ha terminado y lo mejor es terminar una relación que no es sana y que no te hace bien. Es importante saber cuando y como terminar un matrimonio sin lastimar y sin que salgas lastimada.

Si tienes la intensión de recuperar tu matrimonio, toda lucha que se haga por conservarlo siempre será importante y valiosa, cuando tu ya has puesto todo de tu parte y no has logrado salvar tu matrimonio, por amor y dignidad propia piensa en qué es lo mejor para ti, por que vivir sin amor en el matrimonio puede resultar una carga muy pesada de llevar. Evalúa los puntos anteriores y evita que alguno de ellos se de, reflexiona, resuelve y negocia, recuerda que todas las relaciones se alimentan y se cultivan día a día.

¿Consideras que este artículo es relevante y de utilidad?

Quizá también te interesaría leer:

¿Poco Sexo en el Matrimonio? ¡Tips para Resolverlo!

4 Tips para saber cómo ganar una discusión

10 señales de que está perdiendo el interés en ti

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIR este mensaje de vida y COMENTARLO al final del artículo nos encantará saber que has pasado por aquí, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE!

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments

comments

Compartir
Artículo anterior¡Auxilio la desilusión ha invadido mi vida!
Artículo siguienteReflexión: Si alguien se aleja, sólo déjalo ir
Somos una Revista para Mujeres con Sentido, con el firme propósito de generar herramientas de información que le permitan a cada mujer que nos lee, amarse, valorarse, reinventarse, construirse, aprender y transformarse en la mejor versión de si misma. Este es un espacio cercano y divertido para las mujeres, donde puedan expresar sus dudas e inquietudes. Y una ventana para que los hombres que nos lean, comprendan la dimensión de nuestra femineidad.