Fitness: Ejercicio y actividad física para mamás ocupadas

0
3426
mamás ocupadas

El ejercicio es una parte importante de la vida de toda persona, no sólo por sus beneficios para la salud física sino también la salud mental.  El fitness te ayudará a aliviar el estrés, a hacerte sentir bien contigomisma, las mamás ocupadas de tres niños pequeños por ejemplo no es sencillo y la mayoría de las veces hay que poner el 110% del esfuerzo, por que también hay que cumplir con otras responsabilidades, entre ellas el trabajo, pero es muy importante hacer tiempo todos los días para hacer un poco de ejercicio.

Ya sea que significa que debas levantarte mas temprano, involucrarse en al menos 10 minutos de entrenamiento durante todo el día o poner un video rápido, mientras que tus pequeños duermen la siesta, el ejercicio ayuda mucho a enfrentar algunos día sin crisis, si eres de esas mamás ocupadas, mucha calma.

Todo el mundo tenemos el mismo número de horas en un día, pero las mamás ocupadas debemos optimizar nuestro tiempo y tener una buena organización para poder ejercitarnos de forma efectiva. No siempre es fácil, porque tener la disciplina de realizar actividad física regular, significa a veces tener que estar levantadas desde las 5 am, emocionadas y llenas de energía para hacer ejercicio. A veces hay que forzarnos y arrastrarnos fuera de la cama por las mañanas. Siempre hazlo lo mejor que puedas.

Así que si eres del club de las mamás ocupadas, ¿cómo empezar a encontrar tiempo para hacer fitness?
Aquí tienes algunas sugerencias que te pueden ayudar:


5 Estrategias de aptitud para mamás ocupadas

Obtener ayuda de quienes están a tu alrededor.
No se puede hacer todo para todos todo el tiempo. A veces, necesitarás ayuda. Si tu marido sabe que el hacer fitness es importante para ti, pídele que te ayude para encontrar tiempo para los entrenamientos, cada vez que pueda. Que sea él quien se encargue de cuidar a los niños mientras tu vas a correr, una vez que llegues a casa del trabajo, o a veces él incluso te podrá sugerir que hagas un entrenamiento rápido cuando hayas tenido un día difícil.
Contar con el apoyo de tu familia para hacer ejercicio, hace que el compromiso sea mucho más fácil .

• Prográmalo como parte de tu día al igual que cualquier otra cosa.
Organiza tu agenda, tu calendario de citas estará lleno de tareas relacionadas con el trabajo y la familia. ¿Por qué no habrías de incluir tu entrenamiento, al momento de hacer tu programa de actividades semanal?
Planifica tus sesiones de fitness para la semana y anótalos en tu agenda. Tu no dejarías de ir a una reunión en la oficina o en la escuela de tu hijo, entonces tus momentos de hacer ejercicio deben tener la misma importancia.


 • Habrán días que será más fácil que otros, pero el éxito se asegura con la constancia.
Hay días en que tus horas de hacer ejercicio quedaron perfectas y que te encantaría seguir adelante haciendo más fitness. Pero también habrá días en que tu agenda se puede volver complicada y no te quedará tiempo para tu entrenamiento, así como hay días en que tendrás que entrenar intenso porque sólo tienes 15 minutos para ejercitarte, habrá días que las cosas salen según lo planeado, pero eso si, lo importante que no pierdas el ritmo y la constancia de tus entrenamientos y eso es todo lo que puedes pedir como una madre muy ocupada y tratando de hacer malabares con todo.

• No seas demasiado dura contigo misma.
El hecho de que no tengas una hora para hacer ejercicio no significa 10 ó 15 minutos, no valga la pena hacer el esfuerzo. Incluso pequeñas cantidades de ejercicio pueden sumar grandes resultados, si no te permites abandonar.


 • Sea creativa.
No utilices la excusa de “falta de tiempo” para no irte a hacer algo de ejercicio. Involucra a tus hijos, rompe tu entrenamiento en segmentos más cortos durante todo el día, intégrate e integralos en actividades recreativas que te permitan mantenerte en movimiento, anda en bici con ellos, juega fútbol. Si estás dispuesta a hacer del ejercicio una prioridad en tu vida, a veces tendrás que hacerlo en condiciones menos que ideales. Es preferible tener una hora para hacer ejercicio, pero si se trata de 20 minutos con los hijos en la sala, por lo menos es algo, que te mantendrá en movimiento y en actividad.

¿Te ha gustado este artículo y consideras que puede serle útil a alguien más? Si es así compártelo con más amigas en las redes sociales y no te olvides de dejarme tu comentario.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.