Hacer el Amor Empieza Con la Convivencia

0
3453
hacer el amor


Vivir y convivir con la misma pareja por años tiene, sin duda, grandes satisfacciones; pero, también enormes desencuentros que debemos resolver juntos. Uno de ellos es cuando espaciamos o dejamos de hacer el amor y no tener intimidad sexual. En mi experiencia, detrás se encuentran muchos elementos que los han llevado a deteriorar su vida erótica. El deseo y la excitación sexual necesaria para hacer el amor se alimenta de besos, miradas, caricias, atenciones, comprensión, pero con enojo todo esto se pierde y queda un distanciamiento erótico. Si deseas mantener la excitación y el deseo de hacer el amor te sugiero revisar qué errores podemos estar cometiendo:

  1. Ignorar las necesidades de convivencia diaria del otro. Una queja constante en uno o ambos es la falta de consideración por las labores domésticas, los gastos económicos, el cuidado de los hijos, horarios de trabajo. Las parejas que llevan mejor relación emocional y erótica, en donde hacer el amor es parte de su rutina habitual, son aquellas que se sienten apoyadas y no abusadas.
  2. Dejar de comunicar sus necesidades y expectativas. El momento frágil de la relación es cuando “mi pareja y yo no tenemos ni un sí, ni un no…puro qué te importa”. Decía un sabio maestro, que cuando una pareja discute, hay mucho por hacer en una relación; que el peligro es cuando ya no nos interesa llegar a un acuerdo. En este punto, difícilmente hay acercamiento erótico para hacer el amor.
  3. Olvidar los besos en la boca y el resto del cuerpo. Si recordamos cómo eran aquellos besos al inicio de nuestra relación, seguramente, la mayoría, encontraremos un punto común: eran más profundos y con mayor duración. La rutina diaria, la presencia de los hijos, la presión de horarios, nos lleva a limitar el número de besos y su intensidad, y esto conlleva a la falta de erotismo. ¿Cuándo se dieron un beso apasionado, cargado de erotismo, la última vez? ¿Qué sentiste? ¿Qué sucedió después… desearon hacer el amor?
  4. Callar sus deseos y fantasías sexuales. ¿Le has compartido a tu pareja lo que deseas hacer en la intimidad? Una sugerencia, es preferible hablar de sus deseos y fantasías sexuales antes de iniciar la relación sexual…resulta menos amenazante para ambos. Recuerda que hay formas de preguntar que no debiéramos utilizar nunca, menos en la cama: “¿Por qué nunca se te ha ocurrido acariciarme….? “¿No te sabes otra posición”? ¿No sabes hacer el amor?
  5. Buscar el orgasmo simultáneo. Qué frecuentemente se escucha en terapia de pareja que aún teniendo una vida sexual satisfactoria, para hacer el amor se exijan y castiguen por no haber alcanzado el orgasmo simultáneo –como si esta experiencia fuera garantía de mayor plenitud. La mayoría de las veces la pareja no llega al orgasmo al mismo tiempo.
  6. Tener el mismo ritual en cada encuentro sexual. Proponga el siguiente ejercicio: diga o escriba cada uno, cómo y qué le gustaría al hacer el amor y dónde. Platiquen tomando un café, cenando, viendo libros de sexualidad en pareja y, con asertividad, diga qué quiere y qué no está usted dispuesta a hacer. Alguno de los dos puede argumentar “no tengo ganas”, pero muchas personas refieren sentir que les cuesta trabajo “arrancar”, pero después de los primeros minutos empieza a despertar su deseo y excitación sexual. Decídase a tomar la iniciativa y verá cómo fluye de manera más natural toda su energía al hacer el amor.
  7. Dejar de fortalecer el afecto, la admiración mutua y el deseo sexual. Una pareja que tiene su propio mundo que le satisface de manera individual, puede enriquecer su mundo de pareja porque no está buscando ser alguien a través de su relación, ni queda en espera de su llegada; tiene la capacidad de compartir y recibir, sin depender. Recordemos que no existe, afortunadamente, tu media naranja. Hacer el amor es parte del mundo de la pareja.

Como conclusión, te invito a revisar qué vivencias en tu relación de pareja pueden estar obstaculizando que tu capacidad erótica se vea limitada e interfiera en tus deseos para hacer el amor. Recuerda que ser pareja es una de las tareas más complejas de la experiencia humana, porque implica comprender nuestras diferencias tratarnos con respeto y desarrollar la asertividad que nos permita hablar sin destruir.

¿Consideras que este artículo es relevante y de utilidad? Si es así, compártelo con tus contactos en las redes sociales. Comparte con nuestra comunidad que otros tips te ayudan a mantener la excitación y el deseo de hacer el amor con tu pareja… no te olvides de dejar tu comentario al final del artículo.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.

-convivencia/">
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments

comments