¿Indiferencia en asuntos importantes? 5 pasos para superarla

0
2260
indiferencia

El mundo nos da constantemente pruebas sobre la existencia que, por raro que parezca caen en lo que llamamos indiferencia. Es sabido que nuestro cerebro a fin de sobrevivir, selectivamente va eligiendo la información y sólo admite la necesaria para que no enloquezcamos. Sin embargo mucha de esa información aunque estemos conscientes nos hacemos los indiferentes.

¿A qué me refiero?, por ejemplo esos puntos en los que simplemente, ignoramos el asunto. Y no me refiero a esos asuntos que no tenemos ningún control y es imposible atenderlos como es actualmente la forma de contrarrestar la contaminación. No! Hablo de asuntos que nos atañen en forma muy fuerte como por ejemplo, hábitos nocivos a nuestra salud, por mencionar uno.

El otro día leía en noticias sobre finanzas personales, esos esfuerzos excesivos por tener “un nivel de vida” en la cual con indiferencia dejamos de lado nuestra comodidad, salud, tranquilidad, etc. Los verdaderos valores que deberían mover nuestra vida. Me pregunto qué nos sucede a los humanos para caer en esta aparente indiferencia hacia acciones cruciales de las que no deberíamos nunca permitirnos caer. En el primer ejemplo, mantener hábitos nocivos de salud que hemos identificado toda la vida como negativos para nuestro bienestar, por ejemplo postergar hacer ejercicio y comer adecuadamente.

¿Que trampas mentales nos llevan a esto? ¿Qué estamos diciéndonos para seguir en una condición totalmente de abandono a nuestra salud y sigamos pasivos como si no tuviera ninguna consecuencia en un mediano plazo? ¿Es nuestro nivel autodestructivo tan hábil para dejarnos sin acción alguna?


Preguntas importantes que nos abren el camino. El otro tema que también pareciera surge en muchas personas respecto a continuar una vida de excesos en tarjetas de crédito para tener ese fantasioso nivel de vida que deseamos, y en el otro lado de la moneda ser indiferente a una vida económicamente saludable, disciplinada.

¿Hasta donde contribuimos con este comportamiento ilógico e irresponsable y nos quedamos impávidos, sin identificar la gravedad de la situación, las consecuencias que muy pronto veremos en nuestras finanzas, en especial con productos que por lo general se deprecian inmediatamente y no recuperas jamás su valor.

Esto nos hace sin duda reflexionar, en nosotras, en nuestra conducta acerca de la indiferencia. ¿Es realmente lo que queremos? ¿Así es la vida que imaginamos? ¿Qué hacer cuando detectamos estas conductas específicas?


  • Darnos cuenta que tenemos una “excesiva” pasividad hacia un problema y que a la vez, en forma apática lo aceptamos pero no nos “movemos” a resolverlo. Aquí tendremos que hacer esfuerzos especiales en no paralizarnos en esta indiferencia. Hoy le daremos una especial atención, ¡no caeremos más ahí!
  • Ahora si viene el paso crucial “Enfocarnos” completamente en identificar las creencias que generan esa indiferencia hacia un problema importante. ¿Qué nos hace seguir con esas conductas nocivas? ¿Para qué seguir conservándolas? ¿Qué puedo hacer diferente hoy, avanzando un paso de bebé para salir de ahí?
  • Lo siguiente, preguntarnos qué nos impide salir de esa indiferencia? Este cuestionamiento nos hace darnos cuenta de cómo estamos manejando el asunto, si somos honestas con nosotras mismas sabremos rápidamente donde está el impedimento.
  • Redimensionar la problemática de la que hemos estado indiferentes. Observarla desde varios lados, sobretodo darnos cuenta, si no realizo hoy ningún cambio, ¿qué sucederá a corto y mediano plazo? ¿Es este el panorama que quiero? ¿Qué esfuerzo podrá cambiarlo?
  • Ver el sueño realizado en la mente: ¿Quién estaré siendo una vez que resolví ese problema? A mis propios ojos, ¿que me dice de mí misma? Con esta imagen en mente, identificar los pasos que siguen: acciones concretas, que cada mañana monitorearé su avance. Si es mejorar finanzas, pagar deudas poco a poco, reducir los gastos y no permitir que crezca la deuda. Planear para estos efectos y a diario recordar el objetivo a cumplir. Si es referente a la salud cada mañana iniciar el día con actividad física y con un menú saludable. No tener en mente nada más y darle seguimiento.

Con ello me doy cuenta que dejar de lado esa indiferencia me hace libre, me hace poderosa, genero acciones saludables y constantes hacia mejorar mi vida.

Si te gustó el artículo y consideras que a alguien más le podría ser de utilidad, compártelo en las redes sociales y no te olvides hacernos saber que has pasado por aquí con un comentario al final del artículo.


Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.