Orejitas Pequeñitas: Una Niña que para Escuchar Necesita una Operación

0
1420
escuchar


Conocimos a una preciosa niña llamada Samantha que nos robo el corazón por su alegría, sus ganas de vivir y por su valentía ante lo que ha tenido que vivir desde que nació. Ella necesita ahora ángeles que le ayuden a poder escuchar y llevar una vida normal, quizá tu puedas ser uno de estos ángeles.

Vane su mamá, nos contó esta historia que te invitamos a leer y que transcribimos justo como nos la contó:

¿Les ha pasado que están muy emocionadas esperando la llegada de un evento y luego resulta algo terrible? Pues eso me pasó el 19 de diciembre de 2012. Fui a mi ultrasonido del tercer trimestre. Todo hasta el momento pintaba perfecto y estaba muy emocionada de que iba a volver a ver la carita de mi nena. Pues total que estando ahí, la doctora me dice que no le ve las orejitas a Sam y que lo las probable es que no se le hubieran formado. Buscó y buscó y nada. Salí de llorando. De hecho no sé cómo me controlé; tal vez porque iba con mi hermano y no lo quería traumar. Algunos años antes, en el 2001 igual me acompañó a un ultrasonido (todavía era un niño) y le tocó vivir la terrible noticia de que mi bebé tenía malformaciones incompatibles con la vida.

No podía creer que eso me estuviera pasando a mí ¡otra vez! Mientras les estoy contando esto lo revivo y lloro. ¡Ah, cómo duele!

Pues total que no me quede tranquila y fui creo que con 5 doctores más. Nadie me sabía decir nada; incluso con algunos hasta creíamos ver las orejas (lo que hace la mente). Hasta que una doctora me dijo que ya no buscara más, que la que lo había detectado era una buenaza y era poco probable que se equivocara. Tendríamos que esperar a que naciera para ver el grado de malformación.

Un mes y medio después,  el 7 de febrero de 2013, nació mi chaparrita hermosa.

No porque sea mi hija, pero deberían haber visto lo bonita que estaba, toda rosita, con los ojos razgados, parecía japonesa. Chiquitita, siempre ha sido petite. Lo primero que dijo el doctor fue “tiene el pabellón auricular pequeño”. Lo vi y la verdad no quise ver el otro lado, guardando aún la esperanza de que del otro lado estuviera bien.

El tiempo que tuve desde el ultrasonido hasta el nacimiento pude investigar un poco del tema y sabía lo que eso significaba. Mi mayor preocupación era que mi hija fuera sorda, que nunca aprendiera a hablar. ¿Qué pasaría con ella si yo faltaba algún día? ¿Cómo de iba a comunicar con los demás?

Lo que es ser ignorante en un tema… incluso el pediatra le dijo a mi esposo que Sam “nunca iba a oír”. Gracias a Dios, estaba muy equivocado.

Desde ese instante empezó mi lucha para investigar lo que más pudiera acerca de su condición: tratamientos, cirugías, pero sobretodo, lo que más me importaba era que Sam pudiera oír. Las primeras semanas fueron las más difíciles; lloraba muchísimo. No es posible que la vida se le complique a alguien a quien amas tanto. Así de chiquita, la veía indefensa, inocente, ajena a la situación. Y volvía a llorar.

No sé si era inconsciente lo que hacía o de verdad me daba pena (y odio admitirlo), pero las primeras fotos de mi peque eran muy de cerca para que no se diera cuenta la gente que no tenía orejitas.

Estuvo cuatro meses en silencio. Los dispositivos que necesita para oír son carísimos y el seguro no los cubre. Por fin escuchó mi voz por primera vez el 18 de junio de 2013. Lo mejor que nos pasó en 4 meses. ¡Wow!

Y así estuvimos más de dos años. ¡Con el dispositivo en compostura a cada rato!

Investigando todas las posibles alternativas, entrando a todos los grupos de facebook que hay. La verdad que corrí con mucha suerte para encontrar información y poderme contactar con otros papás que estaban pasando por lo mismo que yo. Al final de un año, ya había explorado prácticamente todas las opciones. Sólo faltaba que Sam creciera lo suficiente para saber si era candidata a que le hicieran los canales auditivos. Gracias a Dios, sí lo es…

Creo que me tardé mucho en empezar mis labores de recaudación. Empecé muy leve seis meses antes de saber si Sam era candidata. Decidí vender strudels de manzana. Un día los probé y me encantaron y pensé que eso sería lo primero que iba a hacer. Cuando me dijeron que Sam era candidata a la cirugía funcional, puse manos a la obra. Llevo año y medio en recaudación de fondos, con dos campañas en una donadora. Ya pudimos juntar 40,000 dólares, que es lo correspondiente a la mitad de lo que necesito para la cirugía que tenemos programada para el próximo 4 de octubre de 2017. Le van a hacer tanto el canal como su orejita del lado derecho, y el lado izquierdo en marzo de 2018. El procedimiento se realiza en Palo Alto, California y tenemos que estar por aquellos rumbos un poco más de un mes.

¡Estos son los médicos que harán posible este milagro!

 

Así que, después de todo mi choro mareador, con el corazón en la mano, quiero pedirles ayuda para que pueda llegar a la meta y que mi niña por fin pueda oír y tener sus orejitas. Abrí una campaña de recaudación en Generosity y me pueden ayudar a compartirlo desde Fanpage de mi nena Orejitas Pequeñitas. Si le ponen un texto como “es hija de una amiga” o “ayudémosla” o cualquier otra cosa, se vuelve más personal y es más fácil que la gente apoye.

Por favor dale play al video y conoce a Samantha:

 

Otras formas de ayudar es a través de productos de la causa. Tengo pulseritas y cilindros. Igual me pueden ayudar con sus amigos. O bien, también puede ser que se quieran llevar uno de nuestros cochinitos para botear.

Como verás Samantha y Vane, su mamá requieren de mucha ayuda, por eso en Sentido de Mujer estamos difundiendo este mensaje para que esta pequeñita tenga sus orejitas y escuche de manera normal. Si deseas ayudarla puedes hacerlo con un depósito bancario en la siguiente cuenta:

DONACIONES:
BANAMEX
Sucursal 7009
Cuenta 1107994
CLABE 002180700911079940
Tarjeta 5204-1650-1867-0897
VANESSA ARGUELLES GONZALEZ

También puedes donar en línea en la plataforma Generosity: https://www.generosity.com/medical-fundraising/orejitas-para-sam-ears-for-sam

Si deseas conocer más de Samantha o hacer contacto, visita su página web:
http://orejitaspequenitas.wixsite.com/samantha
En su pagina de Facebook: https://www.facebook.com/orejitaspequenitas/
Al correo:[email protected]
O al teléfono: 5585804180

También puedes ayudarla comprando los productos que tiene a la venta para lograr reunir los fondos antes del 4 de octubre de 2017.

¡Ayúdanos a ayudar, dona, difunde, aporta! ¡Gracias de antemano!

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIR este mensaje de vida y COMENTARLO al final del artículo nos encantará saber que has pasado por aquí, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE!

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...