5 Consejos para estar en paz con Hacienda

Desde finales del año pasado y ni que decir de principio de este año, los contadores y los contribuyentes han vivido lo que se puede llamar un caos por los cambios fiscales provocados por las nuevas Leyes.
Y curiosamente ese caos, lejos de ser inducido por los cambios en sí, algunos estudios que he realizado entre contribuyentes han demostrado que se han complicado por dos principales razones:
El portal del SAT que no se ha comportado muy amigable y la desorganización de algunos contribuyentes y/o empresas PyMES. Triste, pero cierto.
Luego entonces, lejos de preocuparnos, debemos ocuparnos en solucionar y atender nuestros puntos débiles y corregirlos de ser necesario para poder responder en tiempo y forma a la autoridad y no crear situaciones incómodas con Hacienda. Por lo que me permito nombrarte 5 puntos que debes atender con prioridad para tener tranquilidad en este asunto:
  1. Orden.- El primer paso que tienes que dar, es ordenar, clasificar y organizar todos tus archivos, contabilidad, impuestos, pagos, bancos, etc. Ninguna toma de decisiones es efectiva cuando hay desorden en la empresa. Ten lo más importante y usual a la mano.
  2. Contrata un profesional.- Un contador, interno o externo, pero que te atienda como debe de ser, y no solo te lleve la contabilidad, sino que también te asesore y aconseje en cuanto a tus necesidades específicas. Que no se te olvide la palabra PROFESIONAL. Cualquiera puede llevarte una contabilidad, pero no cualquiera tiene el profesionalismo de llevar las cosas y guiarte por el camino correcto.
  3. Cumple.- Procura cumplir siempre en tiempo y forma con tus impuestos. El primer foco rojo que la autoridad detecta, es la falta de pagos. Recuerda que con las nuevas disposiciones y facturaciones electrónicas, además de los famosos timbrados que se le hacen al SAT, están enterados al día de todos tus movimientos y los movimientos de tus clientes y proveedores.
  4. Proyecta.- Llevando proyecciones de ingresos y egresos o en su caso presupuestos, estarás planificando tus finanzas, y esto te permitirá estar preparado para pago de impuestos y no te quedes sin flujo de efectivo. No uses el dinero de los impuestos para algo diferente que no sea pagar a Hacienda.
  5. Involúcrate.- Es tu obligación estar enterado de lo que sucede con tu empresa y con tus finanzas. Esto incluye tu contabilidad. Tú eres el responsable y nadie más, evita delegar esta parte importante a alguien. Siempre ponte localizado para asuntos de Hacienda, checa tu domicilio fiscal.
La autoridad bloquea a los contribuyentes NO LOCALIZADOS.
Por último permíteme recordarte que es tú empresa, tu nombre y tu patrimonio los que están en juego. Dale siempre prioridad a los asuntos de Hacienda. No escatimes en una buena asesoría contable y fiscal para poder estar en paz y tranquilidad.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí