Cómo Regular el Uso Excesivo de las Redes Sociales

Cómo regular el uso excesivo de las redes sociales se ha vuelto una prioridad no sólo para empresas y corporativos que limitan el acceso a estas plataformas a sus empleados durante la jornada laboral, sino para los padres de familia que ven cómo sus hijos pasan las horas actualizando estatus y compartiendo información en línea.

Los tiempos han cambiado y junto con ellos nosotros hemos evolucionado, o cuando menos eso creemos. La tecnología llego a revolucionar la forma en que vivimos y nos comunicamos, sin embargo, también se ha convertido en el principal pasatiempo de nuestros hijos.

Muchos son los que se quejan y expresan comentarios como “En mis tiempos era todo diferente, antes salíamos a jugar nuestros juguetes sí eran juguetes no como los de ahora”. Es verdad que las cosas hoy en día son muy diferentes a lo que teníamos hace 20 años, sin embargo eso no es pretexto para no entender lo que hoy en día vivimos.

Es verdad que no podemos dejar que nuestros hijos se la lleven todo el día pegados a la tecnología y este uso excesivo de las redes ociales les afecte, sin embargo alejarlos de ella sería peor pues ellos son “Nativos digitales”, lo que fue un balero o un trompo para algunos lo es para ellos una tablet o un smartphone. Las redes sociales son un medio más de comunicación para cada uno de nosotros, pero también se han convertido en el pasatiempo número uno de nuestro hijos, y muchos de ellos podemos decir que abusan de su pasatiempo y han caído en el vicio de no poder estar desconectados.

Mi pregunta es ¿qué haces con tus hijos para regular el uso excesivo de redes sociales?

Antes el mejor castigo era no salir a jugar o no invitar amigos a jugar a nuestra casa, hoy en día también los castigos han evolucionado pues sí se aplica el mismo castigo que hace 20 años no tendrá efecto pues los motivos por lo cuál estaré castigado son totalmente distintos.

Hoy en días los castigos que tienen realmente efecto en nuestros hijos son:

– Limitar el uso de internet.

– Limitar el uso de smartphones.

– Limitar todo acceso digital con sus amig@s.

Hay que recordar que nuestros hijos y nosotros pertenecemos a generaciones distintas, es por ello que la comunicación de vez en cuando es complicada o casi siempre. Si nos damos el tiempo de analizar en conjunto ambas generaciones veremos los Pro y Contras de cada una de ellas y ver la forma de trabajar en conjunto las fortalezas de cada una de las generaciones.

Tus amigos y contactos en las redes sociales encontrarán valor en este artículo y una muy buena reflexión ¡pasa la voz!. Y déjanos un comentario al final de este post para conocer tu opinión.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.