Consejos para ayudar tus hijos con sus tareas escolares

tareas escolares

Ahora que tus hijos están de regreso a clases, el apoyo que les des con las tareas escolares puede hacer una diferencia en su formación. La forma en que les apoyes ahora podrá influir significantemente, sobre todo en los más pequeños, en la asistencia y motivación, las calificaciones de exámenes, y a futuro con sus opciones de carrera.

Para muchos, la palabra “tareas” evoca imágenes de interminables repeticiones de las tablas de multiplicar y las listas de ortografía. Ahora las cosas han cambiando, y las tareas de los niños suelen ser más  activas y divertidas, también con el fin de  involucrar a la familia en las tareas escolares.

Hay varias maneras en las que puedes apoyar a tus hijos con sus tareas escolares en la casa. Una de las más importantes es estar al pendiente de lo que está haciendo en la escuela. Si en algún momento el niño va a faltar a clase, por un viaje, está enfermo o cualquier otra cosa, pregunta siempre a los maestros  lo que están haciendo en clase en esas fechas,  así como cuando deban planificar una salida por varios días asegúrate de que no coincida con las fechas de exámenes o de entrega de deberes escolares.
Mantente al día del tema que están viendo en clases y como lo están aprendiendo. Si tu hijo está aprendiendo una manera en la clase utiliza la misma  forma de enseñarlo en la casa, de lo contrario puedes conducirlo a la confusión.

Asistir regularmente a las reuniones de padres te ayudará a estar informada, busca tener una reunión regularmente con los maestros de tus hijos para saber cómo van avanzando en sus estudios y preguntales sobre qué tipo de actividades sugieren para el aprendizaje en casa.

Recuerda siempre que al llegar de la escuela o colegio, ellos ya han tenido un largo día de estudio. Más presión en el hogar puede desactivar fácilmente el entusiasmo y la motivación para cumplir con las tareas escolares.  Para ayudarte en esta parte te compartimos  seis formas de ayudar  para que las tareas escolares tengan éxito:

  • Integra el aprendizaje de una manera natural: Pregunta a tus hijos de forma natural sobre cómo ha sido su día en la escuela, que temas están estudiando, y si tiene tareas escolares para hacer. Ofrece tu ayuda como parte de la rutina normal después de clases, dentro de las conversaciones de la familia hablen sobre lo que tus hijos están aprendiendo, trata de involucrar a toda la familia. Esto hará que tus hijos vean un interés por parte de sus familiares y los motivará a seguir aprendiendo.
  • Dale un descanso: Según los horarios que tengan en la escuela, llegarán a la casa para almorzar o tomar alguna merienda,  luego deja un poco de tiempo de descanso  después de la escuela y antes de iniciar con las tareas escolares. Entre más pequeños, más importante es que  mientras hacen sus tareas escolares la persona que se encargue de ayudarle este siempre al lado del niño.
  • No exageres: Usa tu criterio para saber cuándo ya el niño ha tenido suficiente, nunca es conveniente que lo fuerces a hacer más de lo que puede, ni excederse con los horarios al hacer las tareas escolares. También es importante que ellos tengan un espacio para actividades propias de la edad en que estén.
  • Se positiva: Al igual que tu, habrán días en que están demasiado cansados para hacer sus tareas escolares, lo mejor es tomar un descanso y volver a intentarlo el día siguiente. Sobre todo cuando realizan actividades adicionales después de la escuela, deja las tareas escolares para el día siguiente, cuando se sienta más fresco.
  • Muestra sus trabajos: Si tu niño escribe, dibuja o hace cosas en casa, anímalo para que los lleve a la escuela y los muestre a su maestro y amigos. Muestra su trabajo donde puede ser visto regularmente por otras personas,  por ejemplo, en la puerta de la nevera, o si lo tienes, en un tablón de anuncios donde se colocan las cosas importantes de la casa. Al ver su obra valorada le ayudará a sentirse valorado también.
  • La lectura es fundamental: Incluso con Internet y otras tecnologías, tu hijo se perderá si no puede leer. Si no se puede encontrar el tiempo para leer su libro de la escuela todos los días, trata de leer  juntos un cuento antes de dormir.

La constancia y dedicación que tu pones para apoyar a tus hijos siempre será gratamente compensada, cuando con el tiempo vayas viendo los frutos de tu esfuerzo.

¿Te ha gustado este artículo? compártelo con tus contactos en las redes sociales y no te olvides de dejarnos tu comentario, nos interesa tu opinión.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí