Dar un espacio de silencio en medio del mundanal ruido

un espacio al silencio

Continuamente con el ir venir del día los estímulos sonoros se suceden uno tras otro, y en medio del mundanal ruido se nos hace necesario dar un espacio de silencio. Dar un espacio de silencio para equilibrar nuestra energía, para nivelar nuestros niveles de concentración, para mantener la paz y no dejarnos llevar por todos los estímulos externos que vienen y van. Por estos tiempos de corridas, estrés, de apurarnos para todo, de estar siempre “conectados”, recordemos que existe una en una herramienta milenaria que ha sido utilizada desde las primeras épocas en la historia de la humanidad, el silencio.

No siempre tenemos la  oportunidad de dar un espacio de silencio, nos dejamos arrastrar por todas las situaciones que se suceden a nuestro alrededor. Y sin darnos cuenta se pasan los días, y con ellos el tiempo sin darnos ese espacio. La tendencia a cuidar la calidad de vida cada vez es una necesidad mayor dentro de las personas, dado los altos niveles de stress que maneja la mayoría de las personas y que muchas veces desencadena en otras enfermedades mayores. Es relevante que cuando nuestra vida lleva un trajín muy agitado busquemos dar un espacio al silencio y conectar con con nuestra esencia para seguir adelante.

Como nota curiosa y dada la magnitud que se ha detectado en esta necesidad de dar un espacio de silencio, en una de las mayores tiendas por departamentos Londres, la tienda “ Selfridges” habilitó en las pasadas rebajas  la “sala del silencio”. Claro esta es muy probable que se haya hecho con fines comerciales, pero no dejemos de rescatar los beneficios que conlleva un espacio al silencio.

un espacio al silencio

Estos lujosos almacenes de más de un siglo de vida, ya había aplicado por esas épocas estos métodos de relajación para los clientes en temporadas de rebajas. Hoy, que la carrera por el consumismo es prácticamente diaria, habilitaron una lujosa sala llamada “sala del silencio”, esta medida  es parte de una campaña que lleva adelante esta importante tienda londinense llamada “sin ruido” que consiste en brindar a los clientes un momento de tranquilidad para descansar del permanente asedio de información e incentivos para consumir.

Para ingresar a la lujosa “sala del silencio” de imagen minimalista, es necesario hacerlo sin zapatos y despojados de toda tecnología, la luz es tenue y el mobiliario consta  de un solo banco que abarca todas las paredes de la habitación, el tiempo para permanecer en la sala es ilimitado. Junto a la misma también pueden observarse mensajes para meditar creados por un monje budista, idea que pretende desmitificar la meditación y llevarla al nivel del diario vivir. Una vez instalados allí los clientes pueden dejarse llevar por sus pensamientos, descansar su mente y dejar que la imaginación los conduzca a algún lugar.

Junto a ese objetivo de brindar un servicio al comprador para relajarse, meditar y retomar fuerzas usando dar un espacio de silencio y la meditación como herramientas, también están aplicando la estrategia de sacar el logo que identifica a Selfridges y dejar las bolsas tal como estaban para que el cliente las identifiquen aún sin la marca. Esta decisión de los almacenes viene acompañada de la disposición de otras marcas de productos que ellos venden dentro del espacio “tienda tranquila” para sumarse a la idea basada en la confianza, de que el producto se venda por sí mismo, que el consumidor lo reconozca por su diseño aunque no lea la marca en sus envases.

Cuando damos un espacio de silencio conectamos con nosotros mismos (con tu esencia, con tus sueños, con espiritualidad…). Es un tiempo de reposo tras el que seguirá la melodía. Disfrútalo.

¿Te ha gustado este artículo? compártelo con tus contactos en las redes sociales y no te olvides de dejarnos tu comentario, nos interesa tu opinión.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí