El transporte Público una Opción contra el Caos Vehicular en la #CDMX

El transporte público

Tiene casi 9 años que vivo en la ciudad de México, el cómo llegué aquí o porque llegué es lo que menos importa, en realidad solo puedo decir que he sido una habitante más de este monstruo de urbe en la que vivimos más de 10 millones de personas y en la que contribuimos diariamente a que sea más caótica, porque en realidad cada año llegan muchos más habitantes que como yo, vienen buscando mejores oportunidades de vida y trabajo.

Efectivamente cada día somos más, ya sea que estemos de paso o de forma permanente, la cuestión es que la vialidad es un desastre, pasamos más tiempo en el carro en los trayectos  que realizamos a nuestro trabajo, escuela u otras actividades como deportivas, recreativas, necesarias como ir al súper o al banco, la verdad es horroroso, ahora que vivo en el mero centro de esta ciudad en muchas ocasiones debo ir al sur a ver a mi mamá (muy cerca del centro de la Delegación Tlalpan) por lo que he aprendido que es mucho mejor ir en metro que en vehículo.  He tomado el tiempo y para mi sorpresa subiéndome al metro Juárez y bajándome en Ciudad Universitaria para después tomar una combi que me lleve hasta la esquina de la calle donde está el departamento de mi mamá me hago 1 hora con 10 minutos, comparado con la hora y media o dos horas que llego a hacer cuando voy en vehículo es una diferencia terrible.

Muchas personas me ha dicho que como he podido cambiar la comodidad de andar en vehículo por la incomodidad de andar en transporte público pero realmente les diré que prefiero caminar, andar en metro y en metrobús que perder valiosas horas sentada en el carro contemplando el caos vehicular de las horas pico que me impiden llegar a tiempo a mis compromisos laborales o sociales.

En México, pensamos absurdamente que andar en vehículo nos da estatus pero eso es un gran error, por supuesto no voy a negar que es muy funcional en la gran mayoría de las circunstancias pero en esta gran ciudad caótica y mal planeada (casi toda) muchas veces es mejor andar en transporte público (que tampoco nos hacer ser menos) lo que automáticamente nos hace ahorrarnos tiempo, esfuerzo y corajes por no poder avanzar o no encontrar un buen lugar para estacionarnos.

Yo no uso bicicleta aunque quisiera que esta navidad Santa Claus me trajera una  (debo admitir que aún le tengo miedo a la imprudencia de los automovilistas), pero si me he acostumbrado a caminar, a salir con tiempo de mi departamento para irme en transporte público y tomarme el tiempo de caminar parte del trayecto si se puede porque al final también estoy haciendo ejercicio y por supuesto que contribuyo a que el caos en esta gran jungla de cemento.

Las invito a todas ustedes a que prueben una semana (no necesariamente deben dejar de hacer todas sus actividades en carro) pero las que consideren que pueden hacer caminando o en transporte público háganlas, prueben explorar nuevas formas de moverse en la ciudad y disfrutar también de las mismas. Yo les puedo decir que me siento exactamente igual si ando el carro de lujo de mi novio por las calles, que en mío o en metro, es cuestión de ideología.

Cuando estuve en Madrid y en Estocolmo, era realmente maravilloso ver a las personas moverse en metro, camión, tranvía, tren sin la necesidad de estar trepados en su carro para recorrer largas distancias y además escucharlos cuando me comentaban de la extraordinaria comodidad que implicaba ir leyendo o escuchando música en lugar de lidiar con el tráfico (que generalmente no se compara con el de esta ciudad).

Yo soy inmensamente feliz caminando y moviéndome en metro y metrobús, además de ser muy económico y rápido, en los próximos días empezaré a usar la famosa “ecobici” cuando vaya a ver a mi hermano que vive sobre Paseo de la Reforma, le perderé el miedo y cambiaré el camión por la bici, llegaré rápido y me moveré un poco más.

Aquí les dejo algunos tips para usar el transporte público y no morir en el intento:


El viaje comienza en casa, el moveremos por la ciudad debemos planificarlo; tener claridad de los recorridos, paraderos, horarios, tarifas. La ciudad puede ser toda una aventura si no planificamos, y eso está bueno si estamos de feriado o de parranda, pero no sí estamos próximos a un examen de la facultad o una reunión de trabajo.

Con respecto a los medios de pago; porte monedas si su transporte utiliza cobrador automático o tarjeta si piensan subir al metrobús o el metro, aunque en el caso del metro aún pueden adquirir boletos por pasaje.

Suba por delante, pague su pasaje, salude al conductor y no espere necesariamente que este le responda, la labor primordial del chofer es manejar, así también saludemos a los demás pasajeros, aunque estoy segura que muchos te verán con cara de loco o loca porque nadie se saluda entre sí,  lo importante es que seamos corteses y educados.

Al escoger un asiento que sea el que da a la venta y no el del pasillo, así cuando alguien se siente junto a usted no lo hará pararse, o bien si no hay asientos disponibles procuren no quedarse parados en la puerta si no van a bajar en la siguiente estación, generalmente estorbamos y no permitimos la subida y bajada de las demás personas (y es muy molesto cuando te toca que alguien te estorbe a ti).

En cuanto a los asientos de discapacitados y embarazadas (siempre de otro color al resto de los asientos) no los utilice si no es realmente necesario y siempre cédelos cuando se requiera.

Respeta los señalamientos de las estaciones o paradas y no empujes a los demás, si se te hace tarde es tu responsabilidad, para la próxima sal más temprano de tu casa.

Se consciente de que usar el transporte público en tu ciudad siempre será sinónimo de cuidar el ambiente, entre más vehículos circulen mayor será la emisión de agentes contaminantes y eso nos afecta a todos.

La vida no se acaba por moverte en transporte público, al contrario, puedes observar e identificar lugares que ni te imaginabas que se encontraban ahí, puedes leer, descansar o chatear sin peligro a causar un accidente, recuerda entre más positivos, mayor oportunidad de disfrutar y conocer cosas nuevas.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí