Eyaculación Femenina “Squirting”. ¿Conoces el Squirt?

squirt


La eyaculación femenina también conocida como squirt o squirting, dentro de la sexualidad había sido un tema de los más controvertidos debido a que ni científicos ni médicos terminaban de ponerse de acuerdo.

¿Eyaculación Femenina, Squirt o Squirting, cuál es la diferencia?

Muchos médicos no lograban entender de donde venía este fluido, motivo por el cual se dificultó comprobar la existencia de la eyaculación femenina, pero gracias a estudios más recientes se logró saber que el squirt es producido por las Glándulas de Skene en la próstata femenina a la que comúnmente le llamamos Punto G, su tamaño varía en cada mujer y estas se encuentran próximas al clítoris y la abertura de la uretra.

La eyaculación femenina se produce cuando estas glándulas son estimuladas, generalmente al llegar al clímax sexual. El Punto G es la zona de mayor sensibilidad dentro de la vagina, debido a que el clítoris, con sus más de 8,000 terminaciones nerviosas, se introduce hasta ocho centímetros hacia el interior, piénsalo como si tuviéramos un pene interno, aunque obviamente las mujeres no tenemos el sistema para eyacular como los hombres, pero lo hacemos de una diferente manera.

Te recomendamos leer –> Las Mejores Posiciones Sexuales Según Cada Habitación de la Casa

A veces la eyaculación femenina se confunde con la lubricación vaginal pero en realidad son asuntos diferentes, a pesar de que algunas mujeres producen mucha lubricación durante el orgasmo, a partir de la contracción de la vagina, pero la eyaculación surge de una vía distinta como ya hemos explicado y viene acompañada del tan esperado orgasmo.

Hay dos tipos de eyaculación femenina, para diferenciarla del squirt te las detallamos a continuación:

  • La eyaculación femenina es una emanación de líquido que pasa desapercibida y es una pequeña cantidad de fluido translúcido blanquecino.
  • A diferencia, el Squirting o squirt, es una expulsión de gran cantidad de líquido eyaculatorio en chorro.

Este segundo término la eyaculación en squirting o squirt, ha provocado un debate recientemente por la cantidad de líquido expulsado, que ocurre debido a que el tamaño de las glándulas varía en función de cada mujer. Por eso no todas las mujeres eyaculan en squirt. Un tamaño reducido de estas glándulas, produce una cantidad pequeña de fluido que podría irse a la vagina en vez de salir al exterior en chorro.

Te recomendamos leer –> ¿Sexo en la primera cita? Consejos para disfrutar sin remordimientos

Existen un sinnúmero de videos de squirt, en donde se ve a las actrices porno expulsar enormes cantidades de líquido y esto no es quizá tan real, hasta se podría pensar que cualquier mujer debería tener esta eyaculación a chorros pero la realidad, es que para comprobar si tu cuerpo tiene la capacidad de experimentar un squirt, es un proceso y debes tener paciencia y la cantidad dependerá del tamaño de tus Glándulas de Skene.

Eyaculación, Squirting o no, el placer femenino llega de mil formas distintas, pero si deseas probarlo, aquí te damos algunas claves que te pueden ayudar a conseguirlo.

Las claves secretas del squirt o squirting

Es todo un reto que podrías experimentar sola o compartirlo con tu en pareja en una emocionante noche de sexo, lo único que requieres es paciencia, calma, estar abierta a disfrutarlo y seguir los pasos que te damos a continuación:

1. Relájate.
El primer punto es permanecer tranquila, abierta a las posibilidades, recuerda que tu mente puede ayudarte pero también obstaculizarte. Para experimetar un squirt debes estar convencida de querer hacerlo, jamás lo intentes por darle gusto o satisfacer el ego de alguien más, sino porque deseas disfrutar de ti, de tu placer y de tu sexualidad en todo su esplendor viviendo momentos excitantes.

Te recomendamos leer –> ¿Poco Sexo en el Matrimonio? ¡Tips para Resolverlo!

2. Abandónate al erotismo.
No te centres en la meta mejor disfruta el camino, quizá la primera vez no suceda pero bien puedes gozar del momento intentando un squirt, ve guiándote por lo que sientes y conociendo como responde tu cuerpo con la estimulación.
La felicidad, en el placer y los grandes momentos residen en disfrutar hasta la más pequeña experiencia y pronto conocerás tu punto exacto de placer y como llegar a él.

3. Excitación y placer.
Para conseguir un squirt o squirting es necesario que estés totalmente excitada y para ello los juegos previos, los besos y las caricias son un inicio indispensable, date tu tiempo y disfruta del momento, quizá tengan que pasar entre 20 y 30 minutos para alcanzar un extraordinario orgasmo, además de combinarlo con la contracción de los músculos vaginales, la práctica regular de ejercicios Kegel, son de gran ayuda para intensificar la sensación de estas contracciones.

4. Lubrícate.
Sentirás una estimulación más fluida y placentera al hidratar esta zona, esto aumentará tu placer y las posibilidades de experimentar una eyaculación femenina del tipo squirting.

5. Estimulación del clítoris.
Quizá esta descripción tan técnica no te parecerá tan excitante, pero tienes que conocer el punto exacto donde tienes que estimular para ir sintiendo el placer que te lleve directamente al orgasmo y al squirting.
Es necesario estimular la región de la uretra, muy próxima al clítoris y a las glándulas parauretrales. Empieza en el clítoris por fuera, moviendo los dedos de atrás a delante y viceversa, luego varías los movimientos en círculo a diferentes velocidades e intensidades.

6. Penetración.
Hazla exclusivamente con los dedos índice y medio, con la ayuda de juguetes sexuales o tu pareja si decidiste compartir este momento con él. Descansa tu pelvis horizontalmente de manera muy relajada y las piernas abiertas, si te sientes cómoda y ayuda a la estimulación coloca una almohada para elevar tus caderas, prueba y observa como lo sientes. En caso de elegir juguetes sexuales, lo más recomendable es que sean vibradores.

7. Punto G.
Busca tu Punto G aunque también es posible llegar al orgasmo y eyacular solo con estimulación externa. Para localizar el Punto G, busca con tus dedos una zona rugosa justo detrás del hueso púbico, esto en caso de que hayas elegido vivir la experiencia sola, pero si lo estás haciendo en pareja, pídele que lo haga por ti, esto seguramente anotará un punto más a tu excitación. Realiza ligeras presiones en círculos, variando la velocidad y de manera intermitente. Esto aumentará la presión en las Glándulas Skene, con esta estimulación lograrás un squirt y un orgasmo espectacular.

8. En el exterior.
A pesar de que puedes concentrar la estimulación en el Punto G no olvides la parte externa, puedes utilizar el pulgar para continuar rozando el clítoris.

9. ¿Lo lograré?
Todas las mujeres tenemos Glándulas de Skene, así que claro que todas podemos tener una eyaculación femenina, algunas con más y otras con menos facilidad, pero es una experiencia sexual que se puede practicar, conseguir y disfrutar. Si lo combinas con la contracción de los músculos vaginales. ¡Lo tendrás! Y si no lo logras en los primeros intentos, de cualquier forma habrás pasado un rato estupendo contigo misma o con tu pareja.

10. Sensación de orinar.
Si empiezas a tener una sensación como de ganas de hacer pipí es que vas por buen camino, así que no te alarmes, es muy difícil orinar tanto para hombres como para mujeres durante un orgasmo ya que los músculos de la región pélvica se contraen e impiden la salida de la orina, así que mantente relajada, disfrutando del momento.

Estos pasos pueden sonar demasiado y quizá algo complejos, pero poco a poco al irlos practicando se harán cotidianos y naturales, todo es cuestión de experimentar y… ¡disfrutar al máximo!

La Gurú de la Eyaculación Femenina

En 2001, el punto G finalmente fue reconocido como un órgano anatómico femenino funcional, y se le dio el término médico de próstata femenina. Este reconocimiento médico puso fin al debate sobre el “Mito del Punto G”.
El punto G es real y funciona. Deborah Sundahl, quien ha sido llamada la gurú de la eyaculación femenina, se ha dado a la tarea de enseñar a mujeres y hombres a despertar sus sensaciones y lograr la fuente de placer que fluye a través de la eyaculación femenina.

Deborah Sundahl es una educadora sexual internacional que se especializa en enseñar a mujeres y parejas acerca del punto G y la eyaculación femenina. Ella es pionera en este tema, sus cursos, vídeos y su libro “Female ejaculation and the G Spot” son todo un éxito.

Te dejamos un video. ¡Dale play!

Ahora ya conoces más de tu sexualidad y del Squirting. ¿Te animas a probarlo?

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE!