La Marca Personal en los jóvenes… toda una experiencia de vida

Si te dijera que al empezar a gestionar tu Marca Personal también comienzas a escribir el guión de tu propia vida, ¿qué harías?

Con esta pregunta inicié hace unos días la conferencia “Haz de tu Marca Personal toda una experiencia” ante un público de universitarios en su mayoría. Y lo comento por las expresiones de sorpresa que pude ver en sus rostros.

Los jóvenes viven tan deprisa que muy pocas veces pueden reflexionar en algo tan importante para su futuro como es el trabajar su Marca Personal; en la mayoría de los casos no saben aún, ni comprenden, el significado de “Personal Branding”. Y aunque están inmersos en un mundo de marcas y son el objetivo diario de miles de impulsos publicitarios, sólo algunas marcas han logrado conquistarlos, porque se han conectado emocionalmente y eso es precisamente lo que pueden llegar a hacer ellos mismos con su persona: dejar una huella en el corazón de los demás y diferenciarse como una Marca Personal.

Al iniciar el proceso de gestión de tu Marca Personal -el llamado “Personal Branding”- debes estar consciente de:

1. ¿Quién eres?

2. ¿Hacia dónde te diriges?, y

3. ¿Cómo vas a darte a conocer?

Estas tres etapas son fundamentales y requieren de un profundo análisis interno (talentos, habilidades, valores, gustos) y también externo al conocer cómo te ven los demás, qué ven en ti que ni tú mismo lo sabes. Una vez que conoces exactamente tus fortalezas como Marca -ese valor que te hace ser único en tu mercado meta- el siguiente e inmediato paso es comunicar al mundo que existes y lo que puedes ofrecer a los demás.

El problema radica en que en la mayoría de los casos nos saltamos los primeros dos pasos del proceso y nos vamos directamente a la visibilidad como Marca y así cometemos errores que pueden dañar para siempre nuestra reputación.

Por el simple hecho de tener una cuenta de Facebook o de Twitter –decía en la conferencia- ya estás proyectando lo que eres como persona; quienes te rodean ya se están forjando una opinión de ti por lo que publicas, tus fotos, a quiénes sigues, quién te sigue. Todo lo anterior comunica algo de nosotros y no siempre estamos conscientes de ello. Imagínate que estés dando una imagen que no es lo que eres, o que en un futuro no te ayude a conseguir lo que deseas profesionalmente.

La experiencia fue maravillosa porque pude sembrar la inquietud en los jóvenes de cuidar su imagen y su comportamiento en redes sociales y de comenzar a gestionar su Marca Personal, de diferenciarse del resto, de lograr ser un ganador, es decir, una persona que ama lo que hace, que utiliza sus talentos y que es reconocida por ello.

Y ser diferente no es ser raro, es hacer algo mejor que los demás y saber demostrarlo.

¿Qué esperas para gestionar tu Marca Personal?

lupis

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí