Los 5 Momentos más Difíciles que una Madre debe Enfrentar

madre

Ser madre nunca ha sido una tarea sencilla, hay que trabajar las 24 horas del día, los 365 días de la semana. Y el único privilegio del que gozamos, es el de ver a nuestros hijos vivir y ser felices.

Pero la maternidad también conlleva ciertas preocupaciones, ya que nuestros  hijos no serán niños  por siempre y tendrán curiosidad por explorar el mundo y lo que les rodea.

A partir del desarrollo de nuestros pequeños, van surgiendo inquietudes y temores, ya que al ser mamás primerizas no sabemos cómo actuar ante diversas situaciones como el tema del alcohol y preservativos, la indisciplina y el noviazgo.

Ser mamá de cualquier especie, no es tarea fácil y estos animales lo demuestran, checa el video y más adelante te decimos los momentos más dificiles que una madre debe enfrentar:

Es por eso que te compartimos estos puntos que suelen ser momentos complicados de enfrentar para nosotras las madres:

El parto
este es el momento más duro de vivir, ya que a la hora del parto la mujer cambiará su vida para siempre al convertirse en madre. Uno de los mayores y más frecuentes temores al dar a luz es el de imaginar que tu hijo  nacerá con algún problema físico o mental.

Asegúrate también leer –> ¿Naciste entre 1980 y 2000? Te Decimos que tipo de Mamá eres

Afortunadamente hoy en día existen clínicas especializadas en el seguimiento y cuidado de tu embarazo , por lo que se puede saber su un hijo saldrá con buena o mala salud. Por si fuera poco el dolor del parto es uno de los más fuertes en comparación con algún dedo doblado, o  un raspón.

Se dice que el ser humano logra soportar un umbral de dolor de 47 escalas, pero una mujer dando a luz aguanta un umbral de dolor de hasta 57 escalas; es como si partieran 100 de tus huesos al mismo tiempo.

El primer día de escuela
Se dice que la etapa de desarrollo físico y mental de un bebé comienza desde el momento en el que da a luz y se intensifica durante los primeros 2 años de vida de la criatura. En este lapso existe una unión muy fuerte entre hijo y madre  y cuando llega el momento de que éste entre al kínder o a la guardería siempre es una experiencia dolorosa ya que comienza un desapego muy fuerte.

No es de extrañarse que en  los primeros días de los ciclos escolares de los pequeños, las madres se muestren sensibles y  tristes.

La primera hospitalización de tu pequeño
Por lo que es  normal que comiencen a adentrarse a situaciones con riesgos. Por más que queramos estar al pendiente de nuestros hijos, conforme va pasando el tiempo y sus ansias por saber más, generan cierto temor en las madres, ya que existen las posibilidades de alguna fractura o lesión profunda.

Asegúrate también leer –> [Video] Cómo son las Mamás Según su Signo Zodiacal

Cuando nuestro pequeño se lastima de gravedad por primera vez, el terror que nos invade no puede volver locas, haciendo que tomemos medidas desesperadas e incorrectas para agilizar el bienestar de tu hijo. Generalmente cuando vemos una herida algo escandalosa, solemos entrar en shock pues exageramos la gravedad del asunto.

La primer fiesta de tu hijo como adolescente
Uno de los momentos más difíciles como madres es el de darnos cuenta de que nuestro pequeño, ya creció y que ahora está pasando por una etapa llena de cambios físicos, emocionales  y hormonales que pueden afectar el comportamiento de nuestros hijo.

Durante la adolescencia existe una mayor curiosidad sobre como es el mundo, y el adolescente busca con desesperación su lugar en el mundo, a veces la socialización con otros compañeros de su edad es la mejor manera.

El problema para la madre es cuando  los hijos quieren ir a su primera fiesta, donde sabes que seguramente habrá alcohol, cigarros y otros vicios que no quieres para tu hijo, así que prefieres controlar sus salidas  y sus amistades.

Desafortunadamente  sabes que en algún momento deberás ceder y  darle a tu hijo ese capricho de ir a su primera fiesta. Para estar más tranquila respecto a esto, es mejor hablar con él frente a frente y explicarle,  sobre los peligros de una fiesta y las malas compañías.

El día en que tu hijo se va de la casa: Sin duda este es uno de los momentos más triste y felices  que una madre puede vivir.

Asegúrate también leer –> Los 5 Momentos más Difíciles que una Madre debe Enfrentar

Es un remolino de emociones, pues sabes que tu hijo ya es lo suficientemente maduro como para vivir por su cuenta y eso te llena de orgullo  satisfacción, pero por otro lado entiendes que la convivencia se verá afectada pues ya no se verán todos los días y eso te duele hasta el alma.

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE HACIENDO CLICK EN EL BOTON!


Asegúrate también leer -->

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

Por favor ayúdamos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchísimas gracias por tu ayuda!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.