5 Momentos que Debes Regalarte Antes de Navidad

regalarte en navidad

En teoría la navidad es una época de paz, de amor, de reconexión con los seres queridos y de festejo. Toda la publicidad nos muestra hermosas fotografías de familias sonrientes, mujeres sentadas cómodamente en el sofá de sus casas disfrutando de algún tipo de bebida y claro, niños bien vestidos jugando tranquilamente.

Pero seamos sinceras, lastimosamente la realidad de la época de navidad incluye muchísimos momentos con altos niveles de estrés.

Hay preocupación por los enormes gastos que llegan en este mes. Hay más tráfico y más gente estresada en las calles.

Están también los preparativos que “hay que hacer” y varias reuniones sociales a las que “hay que asistir”.

Entonces, entre una agenda a tope, el estrés del entorno, las pretensiones que hay que mostrar y la preocupación por los altos gastos, es claro que la época de navidad puede ser un tormento para muchos.

Pero por fortuna tú no tienes que caer en ese problema.

Este año tú podrás recuperar el valor de la navidad y vivir esta época con más de aquello que es importante para ti y, menos de aquello que crees que tienes que cumplir.

Me refiero a qué, si tú lo deseas, en la época de navidad puedes regalarte varios momentos para sentirte más feliz. Sí, tú puedes vivir la navidad sintiendo la paz y el amor que tanto se promociona. Puedes regalarte momentos de introspección y así fortalecerte para sobrevivir el estrés de la época y aún más importante, para demostrarte a ti misma que tú si puedes regalarte lo mejor de lo mejor en esta navidad.

A continuación tienes un listado de los 5 momentos que debes regalarte en esta época de navidad. Momentos para ti, para sentirte en armonía y para poder disfrutar de la temporada de una forma que jamás olvidarás.

Regalarte 45 minutos para agradecer

Seguramente te llamará la atención que te recomiende destinar 45 largos minutos para agradecer.

Te preguntarás cómo dedicar tanto tiempo a un acto tan simple como agradecer por la vida, por el trabajo y por la familia, si eso puede únicamente tomarte los 15 segundos que necesitaste para leer esta oración.

Puede parecer sencillo hacer un listado de lo positivo que tienes en tu vida y dar las gracias por ello. Sin embargo, lo importante no es enumerar aquello por lo que puedes dar las gracias.

Lo verdaderamente importante es sentir y apreciar aquello por lo que estás agradecida. Y para poder hacerlo correctamente, necesitas pensar y sentir sin interrupciones ni apuros.

Toma tu momento para estar sola y en paz.

Puedes irte a una cafetería que sientas que es acogedora, puedes ir a una iglesia o templo, puedes hacerlo sentada en el jardín de tu casa o simplemente recostada en tu cama.


Sea donde sea, pero debes estar sola, sin interrupciones, sin nadie que te juzgue y sin apuros.

Ten en cuenta que tú te mereces este espacio y, así como estás siempre dispuesta a trabajar más o a ayudar a tus hijos con sus tareas, también debes estar dispuesta a regalarte 45 minutos para ti.

Así que piensa detalladamente en tu vida y reflexiona sobre todo aquello por lo que estás agradecida. Visualiza los beneficios que tienes gracias a ello y agradece el esfuerzo y trabajo que implica tener aquello de lo que hoy disfrutas.

Finalmente reconoce el gran valor que tiene cada una de las cosas, situaciones o personas de las que estás agradecida.

Una tradición navideña en familia

La época de navidad es una época de reencuentros familiares. Pero no se trata únicamente de aquellos compromisos sociales o de la gran cena de navidad.

En la época de navidad tienes la oportunidad de unir a la familia con el único objetivo de compartir. Y qué mejor forma de hacerlo, que manteniendo una tradición familiar.

El objetivo es que la familia se reúna a compartir un momento.

Puedes, por ejemplo, organizar una tarde de preparación de galletas navideñas. O reunirse para hacer tarjetas y adornos navideños. Te aseguro que las nuevas generaciones amarán tener ese recuerdo.

Otra opción es rezar la novena juntos o prender juntos una de las velas de adviento. Esta experiencia podría ser como cualquier otra tarde de café en familia, pero incluirá una tradición navideña más allá del consumo y repartición de regalos.

Cualquiera que sea la opción que escojas, te recomiendo tener una buena selección de música de fondo. Y por supuesto, mejor si incluyes música de navidad.

Te recomiendo esto porque está comprobado que los recuerdos se mantienen mejor si es que estos incluyen una música especial de fondo. De esta forma, en el futuro, cada vez que alguno de ustedes escuche una canción especial, recordará las tradiciones familiares.

Regalarte un spa para ti

Dejemos de lado por un breve instante a la familia y concentrémonos en ti. Vas a necesitar una dosis de paz y de energías así que nada mejor que regalarte unas horas de spa.

Si tienes el presupuesto y conoces algún lugar bueno, entonces regálate a ti misma el ingreso a un spa. Escoge un paquete que se ajuste a tus necesidades y escápate de las preparaciones navideñas.

Si ir a un spa no es factible para ti, entonces regálate un momento de spa en tu casa. Créeme, el hacerlo en casa no significa que será menos atractivo.

Puedes hacerlo, por ejemplo, con tu madre, hija o hermana. Una tarde de preparar mascarillas caseras, pintarse las uñas, disfrutar de batidos desintoxicantes, tés aromáticos, etc. Lo que sea que les guste. Esta opción se convertirá en un gran momento de relajación y además en un hermoso recuerdo.

Puedes también hacer un plan de spa en casa con tu pareja. Si esta es la opción que escoges, entonces te recomiendo buscar guías de masajes y hacérselos mutuamente. Pueden compartir un baño de tina con burbujas, mascarillas desintoxicantes y quizá, si así lo deseas una copa de vino espumante y una fuente de frutas frescas.

Y por supuesto, también puedes hacer todo lo anterior estando sola. Lo importante es que te relajes, que disfrutes y que consientas tu cuerpo.

Una vez más, en este aspecto es importante que te regales este tiempo en paz. Si tienes hijos pequeños, pide ayuda para que alguien cuide de ellos por un par de horas.

Y no pienses que es egoísmo, si en otros momentos has pedido ayuda o contratado una niñera para hacer otras cosas, también puedes hacerlo para regalarte 2 horas de spa en casa.

Regalarte 60 minutos para definir tus metas del siguiente año

metasLas metas que tú tienes guían tus acciones, pensamientos y actitudes. Así que asegúrate de definir metas claras y de tenerlas presentes todos los días.

Ahora, aprovechando que el año está llegando a su fin, te recomiendo que definas qué metas quieres alcanzar y que las escribas en un lugar donde puedas verlo constantemente.

Si eres como yo y estás más relacionada con lo digital que con las notitas, entonces, una vez que hayas definido tus metas, escribe recordatorios trimestrales para el 2018. De esa forma no olvidarás en qué dirección deseas ir.

Para definir metas acertadas, te recomiendo reflexionar sobre las siguientes preguntas

  • ¿Qué mujer quieres ser de ahora en adelante?
  • ¿Cómo es el estilo de vida quieres tener?
  • ¿En qué actividades quieres involucrarte?
  • ¿Qué características quieres que te definan?

Como puedes ver, la recomendación es que te concentres en ti y que con tus siguientes metas recuerdes la mujer que quieres llegar a ser. Tú tienes el poder de cambiar tu vida.

Aprovecha la influencia de la navidad y concéntrate en lo verdaderamente valioso de tu vida. Al fin y al cabo, la felicidad no está en lo que tienes sino en la satisfacción que sientes hacia la vida que llevas.

Comparte tu tiempo con alguien más

comparteComparte tu tiempo y da lo mejor de ti sin ningún compromiso y sin esperar nada a cambio. En esta época de navidad, comprométete a regalar unas horas a alguien más.

Pero eso sí, por favor comparte tu tiempo de forma genuina. Es decir, estando 100% presente

¡Y debes estar presente en mente y cuerpo!

Controla tus pensamientos y escucha de verdad a la persona que está frente a ti. Mírala con atención, conoce sus cualidades y valora lo que esa persona comparte contigo.

Presta atención como si quisieras gravar ese recuerdo por siempre.

Aleja o silencia tu celular y olvídate de las redes sociales. Deja de pensar en los asuntos pendientes y concéntrate únicamente en ese momento.

Esta es una gran forma de aprender a apreciar y darle valor aquello que es verdaderamente importante en tu vida.

Espero que disfrutes de esta época y que a partir de este año incluyas estos hábitos. Te aseguro que al hacerlo disfrutarás de época de navidad más especial que nunca.

Hasta pronto

Marie

Asegúrate también leer –> Decora en Navidad con Copos de Nieve Hechos con Palitos de Madera