psicologia en adultos

Muchas personas han encontrado en la terapia psicológica alivio a la depresión, pero aún así a muchas otras les resulta difícil comenzar o seguir la terapia. Aquí te diremos como aprovechar la terapia para mejorar tu salud mental y emocional.

¿Por qué es importante acudir a terapia?

La terapia es una asociación entre el paciente y un profesional, como un psicólogo certificado y con capacitación para ayudar a las personas a comprender sus sentimientos y ayudarlos a solucionar los problemas que los aquejan. Según las estadísticas más recientes, por lo menos un 25% de la población adulta sufre en algún momento depresión o ansiedad.

Las personas deben considerar acudir a terapia, en las siguientes circunstancias:

  • Cuando sienten una abrumadora y prolongada sensación de tristeza e impotencia, y les falta esperanza en sus vidas.
  • Cuando sus dificultades emocionales les dificultan funcionar día a día. Por ejemplo, no pueden concentrarse en las tareas y su desempeño laboral sufre como resultado.
  • Cuando sus acciones son perjudiciales para ellos mismos o para los demás. Por ejemplo, beben demasiado alcohol y se vuelven demasiado agresivos.
  • Les preocupan las dificultades emocionales que enfrentan los miembros de la familia o amigos cercanos.

¿Qué muestra la investigación sobre la efectividad de la terapia?

La investigación sugiere que la terapia disminuye efectivamente la depresión y la ansiedad de los pacientes y los síntomas relacionados, como dolor, fatiga y náuseas. También se ha descubierto que la terapia aumenta el tiempo de supervivencia para pacientes con enfermedades terminales, y puede tener un efecto positivo en el sistema inmunológico del cuerpo.

La investigación respalda cada vez más la idea de que la salud emocional y física están estrechamente relacionadas y que la terapia puede mejorar el estado general de salud de una persona.

Existe evidencia convincente de que la mayoría de las personas con dificultades emocionales que acuden a un tratamiento terapéutico, pueden superar los problemas que les aquejan más fácilmente que las personas no tratadas.

Si comienzo la terapia, ¿qué debo hacer para aprovecharla al máximo?

Existen muchos enfoques para la terapia psicológica y varios modelos a seguir, incluida la terapia individual, grupal y familiar. A pesar de las variaciones, toda la terapia es un proceso bidireccional que funciona especialmente bien cuando los pacientes y sus psicólogos se comunican abiertamente.

Seleccionar un psicólogo es un asunto muy personal, lo importante es acercarse a profesionales certificados que tengan experiencia en consulta terapéutica, por ejemplo, en esta clínica puedes encontrar psicólogos especialistas en distintos problemas y patologías que pueden ayudarte a salir adelante.

La investigación ha demostrado que el resultado de la terapia mejora cuando el psicólogo y el paciente acuerdan pronto cuáles son los principales problemas y cómo puede ayudar la terapia.

Tú y tu psicólogo tienen la responsabilidad de establecer y mantener una buena relación de trabajo. Se claro con tu psicólogo acerca de tus expectativas y comparte cualquier inquietud que pueda surgir. La terapia funciona mejor cuando asistes a todas las sesiones programadas y reflexionas sobre lo que deseas discutir durante cada una.

¿Cómo puedo evaluar si la terapia está funcionando bien?

Al comenzar la terapia, debes establecer objetivos claros con tu psicólogo. Quizás desees superar los sentimientos de desesperanza asociados con la depresión. O tal vez te gustaría controlar un miedo que interrumpe tu vida diaria. Ten en cuenta que ciertas tareas requieren más tiempo para realizarse que otras.

Después de algunas sesiones, es una buena señal si sientes que la experiencia es realmente un esfuerzo conjunto y que tú y el terapeuta disfrutan de una buena relación. Por otro lado, debes ser abierto con tu psicólogo si te sientes «atrapado» o sin dirección una vez que hayas estado en terapia por un tiempo.

Puede haber ocasiones en que un psicólogo parezca frío y desinteresado o no parezca considerarte positivamente. Informa a tu psicólogo si esta es la situación, o si cuestionas otros aspectos de su enfoque.

Si estás pensando en dejar la terapia, habla con tu psicólogo. Puede ser útil consultar a otro profesional, siempre que le informes a tu terapeuta que estás buscando una segunda opinión.

Los pacientes a menudo sienten una amplia gama de emociones durante la terapia. Algunas dudas sobre la terapia que las personas pueden tener son el resultado de la dificultad de discutir experiencias dolorosas y problemáticas. Cuando esto sucede, en realidad puede ser un signo positivo que indica que estás comenzando a explorar tus pensamientos y comportamientos.

Debes pasar tiempo con tu psicólogo revisando periódicamente tu progreso (o tu preocupación de que no estás avanzando lo suficiente). Aunque existen otras consideraciones que afectan la duración de la terapia, el éxito en alcanzar tus objetivos principales debe ser un factor importante para decidir cuándo debes finalizar su terapia.

La terapia no es fácil, pero los pacientes que están dispuestos a trabajar en estrecha colaboración con su psicólogo a menudo encuentran alivio de su angustia emocional y comienzan a llevar una vida más productiva y satisfactoria.

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK DE TLP México.


Información generada por la redacción de la Revista Sentido de Mujer para la sección especializada en Salud Mental

Por favor ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas que tienen alguna condición de salud mental que resolver. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchísimas gracias por tu ayuda!