¡Sánese quien pueda! – 5 consejos para tu empresa

manejar una empresa

Las PyMES conforman el 99% de las empresas en México y debido a la crisis que afrontamos hoy, el gobierno ha destinado varios tipos de apoyo y ayuda a estas empresas, con el fin de no dejarlas caer y que puedan ser más eficientes en su operación y administración. Desgraciadamente este recurso no llega a todos, por lo que para manejar una empresa tenemos que ser eficientes y cuidar nuestro patrimonio bajo nuestra propia responsabilidad y experiencia. Lo primero que tenemos que hacer, para manejar una empresa, es sanear nuestra empresa y procurar no operar con deudas o pasivos en exceso. Con los cambios bruscos fiscales, más la competencia en aumento, más el cliente exigente, el mercado contraído y la economía frenada, es necesario realizar ajustes en la empresa que nos permitan operar con números positivos, sin depender de capital de terceros. Por lo que a continuación me permito darte 5 consejos para manejar una empresa de forma sana:

  1. Presupuesta.
    Acostúmbrate a manejar presupuestos para poder planear tus gastos en base a tus ventas. Son válidos los imprevistos, pero cuando planeas, tienes mayor probabilidad de evitar esos gastos imprevistos. Presupuesta incluso tu sueldo fijo, para que así evites problemas en el flujo de efectivo de tu empresa. Para manejar una empresa, es conveniente que te acostumbres a manejar tus gastos personales independientes de los de la empresa.
  2. Limítate.
    No gastes más de lo que entra. Maneja lo que tienes y no lo que pides en préstamos, pues a veces cometemos el error de tomar un crédito por pensar o suponer que algo va a suceder. No hay nada más certero que lo que ya sucedió. Tu venta actual.
  3. Adquiere solo lo necesario.
    No compres o gastes en algo que no era necesario, e incluso, si no sabes exactamente para que lo necesitas. Cuidar los gastos y los costos es parte ya de un proceso que debe ser natural para manejar una empresa.
  4. Cuida las ventas.
    Recuerda que una venta mal costeada puede costarte la utilidad. No solo hay que vender por vender. Muchas veces cometemos el error de incurrir en ventas mal realizadas solo por cumplir en número las ventas y descuidamos el aspecto del margen de contribución. Una mala venta es peor que no vender.
  5. Cuida tus créditos.
    Tanto los que recibes como los que otorgas. Cuida la rotación de tus cuentas por cobrar y tus cuentas por pagar. No permitas que tus cuentas por pagar sean mayores y que tengan menor rotación que tus cuentas por pagar, pues esto te afectará en el flujo de efectivo al momento de manejar una empresa.

Comienza realizando un análisis de tu estado financiero para poder empezar a planear tu sistema de administración y encuentres la forma más sencilla y rápida de operar sanamente. Porque en estos tiempos para manejar una empresa de forma eficiente… SÁNESE QUIEN PUEDA!!!

¿Consideras que este artículo es relevante y de utilidad? Si es así, compártelo con tus contactos en las redes sociales y no te olvides de dejar tu comentario al final del artículo.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí