Unos Minutos… ¿Para Mi? A Mis 40…

mis 40

CAPITULO IV. Mis 40
Dejar a los hijos en la escuela  me deja con una sensación relajante maravillosa, No es que quiera deshacerme de ellos, pero si es tener momentos para mi, que quizás son momentos que dedico a hacer cosas de ellos o para ellos, pero aun asi es MI TIEMPO.

Es una sensación de tranquilidad, ya paso el estrés de llegar bien y a tiempo ahora si unas horas para mi… ¿Para mi?

Pues bien trato de ir al gimnasio eso si no me distraigo en un desayuno, la idea es tratar de quemar esas calorías que nos deja el fin de semana y todas las sobras de mis hijos.

¿HE DICHO SOBRAS?

Si en efecto SOY una mamá aspiradora, de esas que estamos en régimen de no grasas pero si tu hijo deja unas papitas ala francesa a tu alcance con gusto la disfrutas como el manjar mas caro.

Te recomendamos leer –> ¡Paren al Mundo! Tengo 40 y Más… ¡Me Quiero Bajar!

¡Pero vamos con toda la actitud a hacer ejercicio! Y toda la esperanza de recuperar el cuerpo de antaño.

En el trayecto, que cualquiera pensaría es rápido y seguro, encuentro gracias al maravilloso tráfico, que tengo el tiempo suficiente para hacer volar mi imaginación, es increíble la mente maestra de una madre, desde que haremos de comer hasta que negocio vamos a poner, que vida resolveremos, que pasaría si a mi amiga le pidieran el divorcio, o aquella amiga que busca encontrar al amor de su vida.


Dichoso tráfico que nos permite resolver el mundo en unos minutos.

Pero el trayecto sigue e inevitablemente llegamos al destino, y automáticamente vas hacia lo que te hace liberar el stress del día anterior, esas 2 horas que los demás dicen que dedicas para ti, pero en realidad las dedicas a no pensar en nada… de nada, y además ¡SIN CULPA!

La verdad es que no haces ejercicio pensando en que no has hecho la comida, o que no has pagado la luz o que no has ido al banco, simplemente ¡corres!

¡Brincas!

Y te mueves concentrada en ¡NO CAERTE! Porque pasados los cuarentas curiosamente e nos dan los tropezones que mas que dolor son de risa ya que nos levantamos como todas una proferionales en donde ¡NO PASO NADA! Aun cuando varias personas nos hayan visto.

Te recomendamos leer –>El Despertar Después de los 40s ¿Qué hago con mis limones?

Y así es la vida en realidad, pasamos los días concentradas en no caernos, vigilamos nuestros pasos y estamos siempre al pendiente de cómo hacer para que esa piedrita que encontramos no se haga una bola enorme de problemas, cada día lidiamos con esta sensación de TENGO QUE SALIR A DELANTE.

¿Pero en realidad tenemos qué? O mas bien es tratamos de… la razón nos dice que tenemos que pero la realidad es que tratamos, todos los días estamos tratando, vamos por los días haciendo que seamos el piso seguro de nuestros hijos.

¿Siempre nos han dicho que somos seres independientes, pero que pasa cuando tenemos hijos?

Estos seres maravillosos que nos hacen sentirnos plenas? Aquí nos damos cuenta que ellos no son tan independientes, ¡DEJALOS IR! Dicen por ahí…

¡DEJALOS SER!

Te recomendamos leer –> Emprender después de los 40. Alternativas para comenzar a generar ingresos

¿Mi pregunta es mi corazón de Madre lo permite?

O ¿hay algún manual que diga como debemos ser madres? ¡En realidad NO! Todas vamos aprendiendo en el camino.

¡Y QUE CAMINO!

Tener y cuidar hijos es una gran responsabilidad, desde que están en tu vientre, si tú no te cuidas puedes perderlo, después nacen y si no los cuidas puedes perderlo, es decir, si no lo alimentas, si no lo bañas, no es como que lo puedas dejar ser y que este ahí solo.

Es un recién nacido si no lo alimentas muere, si se enferma y no lo cuidas muere, si no lo bañas y procuras se enferma y muere.

Esta responsabilidad es TAN grande y sin embargo nos la hacen ver tan cotidiana que hasta parece fácil y es por esto que no valoramos el que nuestros hijos VIVEN gracias a nuestros cuidados y amor.

Y así pasa con nuestras parejas difícilmente entienden porque cambiamos y nos estresamos tanto después de tener a un hijo. Si bien muchas no somos proveedoras económicas, somos proveedoras de vida, de educación de formación, es decir… ¡SI SOMOS PROVEEDORAS! Y de algo que vale mas que dinero.

Y así pasa el día terminando el ejercicio dándonos nuestro tiempo, y tratando de reflexionar en el camino a casa y a las actividades NUEVAMENTE de el SER MAMÁ, a mis 40.

Y claro que como siempre llegas al donde haces tu compra diaria para lo que comerán o lo que te hace falta… sin una respuesta o solución, total ya lo dejamos pasar es nuestro día a día, que simplemente sabemos que nos hace feliz.

Llegas a casa, tomas la decisión de que hacer de comer, ¡qué tal esa terrible decisión!  Hace unos años cuando yo escuchaba que mi mamá tenia ese dilema y decía a sus amigas: ¿No se qué hare de comer?

¡Para mi era algo irreal! ¿Qué complejidad puede tener el saber que haremos de comer?, ¡POR FAVOR!

Ahora que soy MADRE, ¡entiendo!

¡Claro, es muy complejo! Un hijo come unas cosas, otro hijo come otras cosas, tu esposo come otras cosas ¿y YO? ¡Estoy a DIETA! ¿Qué tal eso? Jajajajaja

¡Pues entonces claro que se vuelve un problema! Todos te dicen que su casa no es buffet que comen lo que hay y entonces yo me pregunto ¿qué estaré haciendo mal?

Y es entonces donde volteas y ves que la realidad de todas las casas es otra si en efecto es una misma línea de comida, pollo por ejemplo pero hay arroz, sopa, ensalada, y quizás solo quizás postre, ¡y eso es variedad! Si no comen pollo comen el arroz o la ensalada pero de que comen, ¡comen!

Así que si bien no es buffet terminas haciendo varias cosas, y es por eso que te rompes la cabeza pensando que no pueden comer siempre lo mismo, o bien lo mismo de ayer o cosas muy simples.

Por eso si es un DILEMA, ¿qué hare de comer? Entre que debe ser algo medianamente rápido para que te de tiempo a bañarte y arreglarte y que debe ser algo que les guste a todos… o por lo menos al 50% de los que vivimos en la casa, incluyendo a la amada mascota.

Terminas haciendo tus súper taquitos pechugas encebolladas con ensalada y agua fresca, eso si muy saludable.

Y muy feliz terminas tus actividades de MAMÁ COCINERA, (otra especialidad mas en la carrera de ser mamá) y te dispones a darte ahora si una hora para ti, que es bañarte y arreglarte sin interrupciones ni prisas.

Porque es muy lindo cuando es fin de semana o vacaciones, quieres bañarte, es MAS ANUNCIAS que vas a bañarte y justo cuando ya estas a punto de entrar ala regadera, ese momento crucial en el que abres la puerta de la regadera y te dispones a entrar, y de la NADA se escucha… “MAMAAAAAA necesito…” ¡Lo que sea que se les ocurrió en ese momento! Y entonces respondes a este llamado de la misma manera: “¡ME ESTOY BAÑANDO! ESPERA A QUE TERMINE ”

Y claro que no esperan, jajaja asi que nuevamente  “MAMAAAAA PERO ES QUE ME URGE POR FAVOR TE LO SUPLICO AYUDAME A ENCONTRAR…”  Y DESPUES DE 5 MINUTOS de tratar de meterte a bañar, en la desesperación y la impaciencia de tu no tan pequeño “retoño” que por más que le explicaste no entendió en que lugar estaba lo que busca, tomas la decisión de que debes salir ponerte lo que ya te habías quitado, encontrar lo que no encuentran para poder tener unos minutos para bañarte.

Es por eso que cuando están en el colegio y en la oficina simplemente valoras como pepitas de ORO esos tiempos que tienes para arreglarte, en los que dispones de una hora (a lo mucho porque después vuelves a la realidad de ser MAMÁ).

Siempre decimos que no tenemos tiempo para nosotras, pero ¿sabes qué? ¡SI TENEMOS!

Es cosa de aprovechar los minutos, no necesariamente deben ser horas, aprovecha los trayectos a donde quiera que vayas, si quieres ¡CANTA, BAILA, PRENDE EL CIGARRO! ¡Lo que tu quieras pero disfrútalo!

¡Y sobretodo DISFRUTATE, NO PIERDAS TU ESENCIA! ¡Está dentro de ti ahí sigue, quizás solo esta un poquitín dormida!

¡Esa personalidad que más te gustaba o te GUSTA de ti SÁCALA! Créeme que  el del coche de alado no te va a criticar al contrario se va a sorprender de tu alegría, además… ¡ni te conoce!

Cuando sientes este limón con el que dicen que hagas limonada, la verdad es que decides o si bien DECIDO hacerme una rica SODA, refrescante, agua mineral, canelita, y hojas de limón , bastante hielo que refresca tu garganta y en cada sorbo disfrutas el haber contado con la bendición de ¡unos minutos para MI!

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE!

Síguenos en Twitter haz click aquí Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

Compartir
Artículo anteriorCómo Saber si Tienes Depresión o Ansiedad, Síntomas y Soluciones [Video]
Artículo siguienteVentajas de Tener Sexo a los 50, Excelente Edad Para Disfrutar [Video]
Tengo 45 años, soy LAE, me he desarrollado siempre en el área de ventas, en estos momentos de mi vida me encuentro con la profesión mas importante, Soy Mama, Esposa, Amiga, y todo lo que deriva de esta profesión. Me di cuenta que en estos 45 años que tengo de vida muchas mujeres se encuentran en mi posición con ganas de salir adelante, por lo que busque la forma de ayudarme ayudando. Imparto cursos de motivación enfocados a mujeres, en la búsqueda de ayudarnos a ser mejores, valorarnos, y ayudarnos a ser valoradas por las personas que están en nuestro entorno. me gusta escribir del día a día, siempre con la finalidad de darnos cuenta que si bien no podemos arreglar el mundo por lo menos podemos tomarlo, respirar y darle el enfoque necesario para no afectar nuestros sentimientos, y llenarnos de fuerza para enfrentar el día a día, empoderándonos con mente positiva, para ser mejores. Encuéntrame en: