Yo era la mamá que decía “vacaciones con niños pequeños no, nunca, que complicado”, basándome en mi experiencia de viajar constantemente de Monterrey a Ciudad de México por trabajo con mis hijos, pensaba que era una pesadilla: tomar aviones, llegar al aeropuerto 2 horas antes, que los vuelos se retrasan, que los niños tienen hambre, frío o hay que cambiarlos, llevar mil cosas,  la verdad yo soy de las mamás que siente muy complicado salir con una maleta llenade cosas para los niños, más carriola, pañalera, bolsa y claro mi maleta con la ropa que yo usaré; de verdad solo de pensarlo me canso, pero querida mom que me lees, quiero decirte que ayer regresamos mi familia y yo de unos días de vacaciones en Huatulco y mi experiencia me hizo cambiar de opinión drásticamente.

Cuando confirmamos el paquete de vacaciones decidimos comprar los boletos de avión en plan light -sin documentar- con un equipaje de mano y una maleta de 10 kg para cada uno -mi esposo y yo- adaptándonos a ese espacio para llevar lo nuestro y lo de Joaquín – deben saber que casi muero cuando vi que se compraron esos boletos- pensaba que finalmente íbamos a contratar las maletas documentadas a la mera hora,  pero la idea era cumplir dos objetivos importantes: ahorrar dinero en los vuelos y aprender a viajar ligeros con niños porque queremos hacerlo más seguido.

Así empezó el reto de meter en 2 maletas de 10 kg ropa de nosotros, de Joaquín, juguetes, pañales y todo lo esencial para que no nos faltara nada durante esos días de descanso y quiero que sepas querida mom que lo logramos dejándome una buena experiencia con excelentes tips para todas ustedes que viajan con niños a destinos de playa:

  • Sabemos que los niños de esa edad aún usan pañales, así que lleva solo pañales para el día de viaje y medio día más y busca comprarlos cuando llegues a tu destino.
  • Lleva pañales para alberca para que puedas meterlos a la playa o a la alberca sin complicación ni miedo de que se deshaga el pañal.
  • Guarda solo un cambio de ropa por día (juego de short y playera o vestido) con la finalidad de que no lleves ropa de más.
  • Lleva dos pares de zapatos: unas chanclas que pueda usar todos los días allá y unos zapatos extras (huaraches o tennis) con los que pueda viajar.
  • Lleva solo una sudadera que se use solo en caso de emergencias.
  • Lleva 4 baberos que puedas usar en las comidas para que no se ensucie su ropa y procura usar las toallas de rostro que hay en los cuartos de hotel para complementar los baberos.
  • Lleva los biberones que consideres necesarios – en mi caso por la edad de Joaquín solo llevé 2- más su vacito para agua y fue suficiente.
  • Utiliza recipientes pequeños para llevar crema, jabón corporal, bloqueador solar para que no ocupen mucho espacio en la maleta -yo los compré en mumuso- pero los venden en cualquier tienda.
  • Solo lleva la carriola si es estrictamente necesario -si tu hijo no la usa mucho, ni la cargues-.
  • Lleva una bolsa de mano grande que te permita guardar lo esencial para el viaje: 3 pañales, la sudadera toallitas húmedas y un biberón con leche-.

En nuestro caso, regresamos con mucha ropa limpia porque Joaquín usó traje de baño todos los días y repitió shorts que no ensuciaba, así que quizá aun con lo que le lleves, regresarás con cambios de ropa limpia.

Con esto comprobé que, si se puede viajar ligero con niños pequeños, lo importante es organizarse y no llevar cosas que puedes comprar en el lugar al que vas -como pañales, toallitas húmedas o leche- solo recuerda siempre investigar que centros comerciales o supermercados tendrás cerca para ir directamente a comprar las cosas que te pudieran hacer falta.

Si tienes otro tip que pudieras compartirnos, déjalo en comentarios, aprender de ti es muy importante para mí y la comunidad de mamás que queremos vivir una maternidad con menos complicaciones.

Diana Calderón Sánchez

Diana Calderón Sánchez

Mamá, abogada, mentora de negocios, fundadora de Empoderarte Mujer Mx, Bazar Empoderarte Mx y Hoja Verde papelería, Host de Charlas entre Mujeres.
Escritora por pasión, colaboradora asidua de causas sociales, trabajando con emprendedoras en el desarrollo y profesionalización de sus negocios.
Creciendo en tribu, siempre buscando como aportar valor a las personas que me rodean.
Mamá de 2 + 3 perritas