Llevar a un anciano a un centro para mayores puede ser una decisión difícil al principio. Sin embargo, si se escoge una residencia perfectamente acondicionada para adultos mayores, donde se ofrezca un trato humano, no habrá nada que temer. Aquí te explicamos cómo elegir la residencia para mayores ideal.

Las personas mayores requieren el mejor cuidado posible. La vejez no pasa desapercibida, son muchos los casos en los que los ancianos empiezan a perder, tanto las habilidades físicas como las cognitivas. Sin embargo, el deterioro del organismo no necesariamente tiene que significar una baja calidad de vida.

Con los cuidados adecuados, una persona mayor puede vivir sus últimos años con paz y tranquilidad. Dependiendo del caso, puede que el anciano requiera cuidados durante las 24 horas del día, o tal vez, solo necesite ser ayudado en ciertas tareas que por su edad le sea difícil realizar. Las situaciones pueden variar enormemente de persona en persona.

Lamentablemente, muchas veces, a los familiares se les dificulta cuidar a sus ancianos ellos mismos, quedando entonces dos opciones: el cuidador personal en el hogar o la residencia para mayores. Muchas personas desconfían con dejar entrar al hogar a una persona desconocida, por lo que prefieren llevar al adulto mayor a un centro especializado en su bienestar.

Pero, ¿cómo encontrar la residencia ideal? Internet facilita la elección de una buena residencia para ancianos, a través de plataformas especializadas, sin duda, una de las mejores es el portal miResi.

Uno de los principales objetivos de miResi es adaptar el sector geriátrico al siglo XXI, ofreciendo una interfaz fácil de usar, que compara los distintos centros para mayores existentes en España. En el catálogo solo se encuentran las residencias de mayor calidad, lo cual, a su vez, hace que los centros mejoren su servicio para formar parte de la plataforma.

Gracias a miResi, encontrar un centro de día en Zaragoza con plazas libres nunca había sido tan sencillo. Solo basta con entrar en el buscador, elegir los parámetros de búsqueda para el tipo de centro deseado, además de su ubicación, y seleccionar entre las diversas opciones disponibles.

Se debe procurar el bienestar del adulto mayor

Trasladar al anciano a una residencia para mayores es una decisión difícil, sin embargo, al final es la mejor opción para el bienestar del mismo. La atención suele ser de calidad, y si se le visita frecuentemente, la persona muy probablemente estará cómoda y feliz.

Es necesario, sin embargo, elegir un centro que brinde la certeza de conseguir una atención de calidad. El portal miResi ayuda a encontrar residencias para mayores en Zaragoza que verdaderamente ofrecen un buen servicio, sin embargo, también queda de parte del familiar revisar el establecimiento, para cerciorarse de que sea realmente de calidad.

Es muy importante visitar las instalaciones antes de dejar al anciano, por supuesto. Hay que revisar el estado de las habitaciones, cerciorarse de que se mantengan limpias y cuidadas, además de verificar el trato que ofrecen los empleados a los adultos mayores.

Al realizar la visita, es necesario revisar que los espacios estén acondicionados para la persona mayor que los vaya a ocupar. Por ejemplo, si el anciano usa silla de ruedas, es necesario cerciorarse de que existan rampas en los escalones y que los baños estén adaptados para su accesibilidad.

La alimentación es un aspecto importante a tener en cuenta. Lo ideal es que en la residencia cuenten con nutricionistas con menús adaptados a las necesidades de cada residente, siempre ofreciendo comidas personalizadas. Es recomendable también conocer los horarios para comer, con el fin de saber si son flexibles o estrictos.

Finalmente, vale la pena conocer los servicios generales que se ofrecen en el centro. Atención de médicos, enfermeros y trabajadores sociales son servicios obligatorios, y es bueno que también cuenten con animadores, psicólogos y fisioterapeutas. Además, deben ofrecer actividades lúdicas, para mantener la mente de los abuelos, activa y entretenida.

Si se siguen estos parámetros, se podrá encontrar una residencia para mayores donde el anciano podrá ser feliz. La comodidad y el bienestar son derechos que todos merecemos, sin importar la edad, y en un centro de calidad, los adultos mayores podrán encontrarlos.