En lo que se refiere a materiales resistentes, hermosos y de alta calidad, el microcemento tiene todas las de ganar. Es un material que proporciona acabados sin igual, puede ser colocado sobre cualquier material, y además, permite que el suelo sea continuo, sin divisiones, ni problemas.

Reformar una casa puede llegar a ser un proyecto muy absorbente y que tome demasiado tiempo, por lo que las personas siempre lo piensan más de dos veces antes de tomar la decisión de hacerlo.

Sin embargo, el microcemento se ha convertido en un verdadero aliado para este tipo de trabajos, ya que no solo permite que se pueda tener la vivienda lista rápidamente, sino que no crea escombros que puedan ser molesto y que después deban ser sacados de la casa, consumiendo menos tiempo y dinero.

Cocinas

El suelo de la cocina es de gran importancia y se pasa continuamente bajo amenaza de que pueda ser dañado o manchado para siempre. Es el sitio donde se pasa gran parte del tiempo, donde se manejan alimentos y bebidas que pueden acabar derramados, causando estragos.

Tener microcemento en el suelo es 100% recomendable para cocinas, ya que es un tipo de material que resiste ralladuras, abrasiones y golpes. En general, es la mejor opción para que el suelo no se manche o se agriete con el paso del tiempo, sino que se mantenga liso y limpio sin tantos inconvenientes.

Esto se debe a que el microcemento no necesita una limpieza tan especializada, ni mucho menos, el uso de 20 productos para quedar como nuevo.

Baños

Uno de los mayores inconvenientes al reformar el baño es utilizar materiales que sean resistentes al agua y que no se estropeen con facilidad. Esto se debe a que el agua se encuentra presente por todas partes y la humedad puede causar muchos estragos por todas partes.

No obstante, esto ha dejado de ser un problema con la llegada del microcemento, ya que es un material resistente a la humedad y que se puede secar fácilmente sin problemas. Gracias a ello, el baño podrá ser utilizado sin problemas por toda la familia y mantenerse presentable para los invitados en muy poco tiempo.

Este es un valor agregado, ya que el microcemento es un suelo continuo y no necesita juntas, lo cual evita que se deba perder el tiempo limpiando estas uniones de las baldosas, que tan molestas resultan a veces.

Dormitorios

Muchas personas pueden pensar en el microcemento como un material impersonal, aburrido y frío, pero se equivocan. El microcemento puede ser utilizado para decorar dormitorios y brindarles un toque personal sin tantos problemas.

Esto se debe a que cuenta con la posibilidad de elegir el color que se desea en el suelo de cada área, e incluso, se pueden hacer ciertos diseños y juegos de tonos. Así, cada habitación puede tener una personalidad propia y adaptarse estupendamente a los gustos de cada persona.

Sala de estar

Tener una sala de estar cómoda es indispensable para que la familia tenga un sitio donde pasar tiempo juntos y recibir visitas. Por ello, la decoración debe mantenerse siempre bajo control.

El microcemento es un elemento que se puede utilizar, tanto de manera funcional como decorativa, según las intenciones de cada persona. Lo mejor es que facilitará mucho la limpieza del lugar y se podrá utilizar sin contraindicaciones.

Exteriores

El microcemento es un material muy resistente, por lo que es perfecto para el uso en exteriores. No solo podrá soportar la humedad, sino también los rayos del sol o el polvo, entre otros elementos que pueden llegar a dañar seriamente otros materiales.

Por ello, es un componente importante para las reformas exteriores, permitiendo que se disfrute por mucho tiempo de su presencia.

El microcemento puede ser la solución para muchos problemas, ya que es duradero, vistoso y de alta calidad. Todo esto hace que muchas personas se encuentren interesadas en instalarlo, aunque se debe recordar siempre contar con un profesional para ello.