Cómo cambiar tu vida en 30 días – Parte I

cambiar tu vida

Cuando queremos que algo en la vida cambie, debemos movernos hacia una dirección diferente, ya lo decía Einstein, no puedes esperar resultados diferentes si tus procesos son los mismos.

Así que tener una acción nueva cada día puede llevarte a ver la vida desde otra perspectiva, cambiar hábitos, abrirte a una nueva energía y vivir de manera distinta…

Por eso acá te dejamos estas propuestas para cumplir cada día y cambiar tu vida en 30 días:

Día 1: el 80 por ciento
Apunta que gran parte de la ingesta de alimentos de hoy en día a sean frescos, reales y sin procesar¡Alimentos vivos! Evita cualquier enlatado, comida congelada, precocinado, envasado o preparado.

En lugar de comer hamburguesas, elige una ensalada de pollo asado para el almuerzo y arroz integral, pescado y verduras para la cena.

El gran problema de los alimentos de hoy en día es que te venden una serie de químicos comestibles, que los hacen parecer comida.

Día 2: Cronograma diversión
Haz una lista para el próximo fin de semana. Crea dos columnas, una con “Lo que tengo que hacer” y otra con “Lo que amo hacer”. Ahora planifica tu fin de semana para permitirte hacer por lo menos dos cosas de la columna dos.

Día 3: Agradece
Haz un esfuerzo para ser consciente para estar agradecida por lo que tienes en la vida. Por la mañana, piensa en tres cosas que aprecias en tu vida. Cuando inicias tu día agradeciendo te das cuenta cuantos regalos te ha dado la vida y el ánimo y tu energía personal cambian automáticamente.

Por la noche, haz una lista de cosas, personas o momentos que experimentaste, durante el día en que fueron positivas o te hicieron sentir bien.

Día 4: Disfruta conscientemente de tus alimentos
No te niegues cualquier alimento específico hoy, olvida la dieta, pero mantén un control en las porciones, de lo que se trata es de degustar, disfrutar y experimentar el placer de los alimentos.

Si sales a cenar y tienes un montón de opciones, prueba un poco de todo y no te sientas presionada a dejar el plato limpio.

Cumple con pequeñas porciones y escucha a su cuerpo, esto te permitirá disfrutar de todo tipo de comida maravillosa, sin sentirte culpable en los siguientes días.

Día 5: Disfruta de una barra de chocolate y vino tinto (sí, has leído bien!)
Hoy es el día de los antioxidantes. Chocolate negro orgánico (al menos el 70 por ciento de cacao), el vino tinto y el té verde son buenas fuentes. Así son las frutas y verduras coloridas.

Tener por lo menos uno de ellas en cada comida y merienda: bayas, naranjas, kiwi, espinacas, tomates, pimientos o zanahorias. Y no te olvides de la remolacha o betabel, un estudio reciente sugiere que una dosis diaria de jugo de esta raíz del vegetal aumenta el flujo de sangre al cerebro.

Día 6: 30 minutos de cuidado a tu cuerpo
Comprométete con esta cantidad de minutos de movimiento hoy. Si no puedes asistir al gimnasio, correo o andar en bici, que son excelentes actividades físicas, entonces subir las escaleras, caminar en lugar de conducir o estacionarte más lejos de lo habitual, pueden ser opciones con las que puedes poner en movimiento a tu cuerpo. Pero no dejes de hacerlo.

Día 7: Vivir en el aquí y ahora, el eterno presente
Presta atención a tus pensamientos. Cada vez que te encuentres pensando en el pasado o en el futuro, haz consciente tu presente, tu aquí y ahora, Consejo: Una buena manera de hacerlo es a centrarse en escuchar y poner atención en lo que hablan las demás personas.

La mayoría de nosotros realmente no escuchamos, pues empezamos de inmediato a pensar en nuestros propios sentimientos o respuesta. Hoy, haz lo contrario.

Día 8: Reúnete con amigos que te hagan reír
Rodearse de personas alegres, entusiastas, que disfruten la vida y gocen reír en conjunto, eso cambia el ánimo de cualquiera. Ir a alguna obra de teatro de comedia o ver una película divertida. Ver y leer cosas que te hacen reír aumentará en gran medida tu sentido de bienestar.

Día 9: 6 cosas que haz dejado pendientes
Este es el número de cosas debes tener en su lista de tareas pendientes hoy, muchas veces en el agobio de las responsabilidades y el cúmulo de actividades, vamos postergando cosas que debimos haber hecho hace mucho y que nos incomoda pensar que no hemos hecho.

Al iniciar el día, hazte el firme propósito y sin fallar cumple con 6 tareas que hasta hoy habías estado postergando (tanto personales como profesionales) identificar las seis cosas más importantes a cumplir.

Colócalas en una lista o sobre una nota post-it en la parte superior de tu lista habitual. Ahora organiza tu día para que esas seis cosas sean cumplidas pase lo que pase con categoría de no negociable.

Verás que al haberlas cumplido, la sensación de satisfacción hará cambiar tu ánimo positivamente.

Día 10: Meditar 
La meditación regular se ha demostrado que meditar tiene la característica de mejorar todo, desde la claridad a la creatividad, incluso puede ayudar al buen funcionamiento de tu sistema inmunológico. Para hoy, encuentra un momento de tranquilidad.

Siéntate con las piernas cruzadas. Puedes descansar las manos en tu regazo, con las palmas hacia arriba. Si prefieres usar una silla o un sillón, siéntate con la espalda recta y los pies firmes en el suelo.

Cierra los ojos y comenzar a respirar de manera profunda. Con las primeros una o dos respiraciones, simplemente relájate y entra en un estado de paz y tranquilidad. Luego toma respiraciones largas y profundas.

Utiliza imágenes mentales agradables y tranquilas para que tu mente entre en un estado de relajación profunda y permanece ahí algunos minutos. Deja que tu mente se concentre en tu respiración. Tu único trabajo es contar y percibir cómo tu cuerpo se siente relajado.

Día 11: Hoy todo se trata de ti
Marca hoy como un día para ti. Encuentra 15 minutos de silencio y piensa en ti, en lo que quieres y necesitas, ¿una cita con tu esposo? ¿Unas mini-vacaciones o un día de spa? ¿Una visita al médico para que la revisión largamente esperada? Conéctate a tu cuerpo y toma conciencia de cómo se siente y honra a sus necesidades.

Día 12: Conectando los puntos
Si hay alguien importante en tu vida, asegúrate que estará en ella por largo tiempo. No esperes a la próxima cena o la fecha de café.

Envíale una nota rápida para decirle lo mucho que valoras su presencia en tu vida y esto aplica a familia, amigos, compañeros de trabajo, etc. puedes enviar un correo electrónico rápido o un mensaje de Facebook o tal vez escribir una carta o enviar una tarjeta hermosa.

A menudo subestimamos la que estas pequeñas acciones pueden significar para alguien. No se necesita una gran cantidad de tiempo y esfuerzo, y sin embargo, puede tener un efecto poderoso y valioso, en ti y en quien lo recibe.

Día 13: Obligatoriamente… ¡Desmaquíllate!
No importa lo cansada que estés, limpia tu cara antes de dormir esta noche. Irte a la cama con el maquillaje puesto causa de sensibilidad, brotes de acné, un rostro opaco y deshidratación, que puede conducir a un envejecimiento prematuro. Si ya diligentemente haces esto, da un paso adelante, hazte un mini facial y aplica en tu piel cremas hidratantes y humectantes .

Alterna los días y aplica una mascarilla o masajea con algún tónico, loción, crema hidratante tocando suavemente tu cara suavemente con los dedos para mejorar la circulación.

Día 14: Sólo lleva lo necesario
Cargar con tu bolsa, el almuerzo, un ordenador portátil por todos lados, al gimnasio y volver del trabajo puede hacer que te sientas incómoda y también pone una tensión en tus hombros y espalda.

En las palabras del personaje de George Clooney en Up in the Air tu misión es la de vaciar la mochila , o al menos aligerar la carga, ese es el consejo. Lleva contigo, sólo lo que sea absolutamente necesario, donde quiera que vayas.

Día 15: Párate derecha
Recuerda con atención lo que siempre tu madre te dijo y tanto te molestaba. ¡Párate derecha! Te sentirás mejor y adicionalmente, parecerás más alta, delgada y con mejor postura.

Echa los hombros hacia atrás y asegúrate de que tu cabeza está en línea con la columna vertebral. No te olvides de mantener una buena postura cuando estás sentada.

No queremos saturarte por eso te dejamos estos 15 primeros días, para cambiar tu vida en 30 días, para que los asimiles, pero si quieres leer la segunda parte, sólo haz click aquí Cómo cambiar tu vida en 30 días – Parte II.

Y si te han gustado estas propuestas para cambiar tu vida en 30 días, compártelas en las redes sociales y no te olvides dejarnos tu comentario, nos encantará saber que has pasado por aquí.

Imagen cortesía de Andy Newson/ FreeDigitalPhotos.net

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE HACIENDO CLICK EN EL BOTON!


Asegúrate también leer -->

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

Por favor ayúdamos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchísimas gracias por tu ayuda!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.