¿Un Seguro Médico Para Seguir el Embarazo? Lee de Que se Trata

seguro médico para embarazadas

Es frecuente que asalten las dudas en el embarazo, especialmente si se trata de madres primerizas. No se sabe bien cómo acertar en las comidas, sobre qué medicamentos puede tomar, sobre la seguridad en sus viajes o incluso en las relaciones sexuales. Suele asaltar también una pregunta habitual: ¿es conveniente contratar un seguro médico privado para hacer un seguimiento del embarazo?

El sistema de salud español está lleno de tantos y tan buenos profesionales que es común ver cómo el país se sitúa en posiciones de liderazgo mundial. Según The Lancet y la Fundación Gates, de hecho, España ocupa el octavo puesto en la lista de países con mejor sanidad, superando incluso a Alemania, Francia y Reino Unido.

Sin embargo, ni siquiera un contexto despaja todas las dudas, porque existe la impresión generalizada de que un seguro privado ofrece tranquilidad. Y claro, es habitual que la familia quiera garantías tanto para la madre como para el futuro miembro de la familia.

Cosas que debes tener en cuenta en un seguro médico para el embarazo

Lo primero que debes saber es que, para que te cubra embarazo y parto, debes contratar la póliza antes de quedarte en estado. La revista Consumer recuerda que es necesario ser previsores en este apartado, ya que las compañías de seguros establecen un tiempo mínimo desde la contratación hasta la prestación, que va de ocho a diez meses.

Asegúrate también leer –>

preeclampsia tratamiento _ como prevenir la preeclampsia
Qué es la Preeclampsia Síntomas, Tratamiento y Prevención
La preeclampsia es un afección propia de las mujeres embarazadas, cuya complicación podría afectar gravemente tanto a la madre como ...
Leer Más

Qué es la Preeclampsia Síntomas, Tratamiento y Prevención

Es lo que se denomina periodo de carencia, y hace que la aseguradora no se haga cargo de los gastos del parto si la mujer tiene previsto dar a luz antes de que transcurra ese plazo. En algunos casos, la alternativa que ofrecen las aseguradores es pagar entre 2000 y 3000 euros para cubrir el parto. Cabe mencionar, en todo caso, que no se aplica al periodo de carencia.

Por otro lado, el coste oscila entre los 53 y los 76 euros al mes en función de las coberturas, según la revista Consumer. Son las cantidades aplicables a una mujer de 35 años y embarazada de cuatro semanas, según una investigación de la publicación. La edad de la mujer y la ciudad de residencia son los principales factores a la hora de definir el precio, pero la diferencia puede alcanzar el 30%.

El tipo de seguro más común, hasta un 87,5% de los casos, es el cuadro médico, que incluye asistencia médico en los centros médicos concertados sin gastos adicionales. Puedes consultar el cuadro médico de Adeslas para saber más sobre este tipo de coberturaAdeslas , al ser uno de los líderes del sector, sirve como referencia.

Otra opción es el reembolso de gastos, que incluye lo mismo que el del cuadro médico, pero ofrece libertad a la hora de elegir el centro y el especialista. Dependiendo de las cláusulas, la compañía reembolsa parte de la factura o su totalidad.

Las ventajas de un seguro médico para seguir el embarazo

La Asociación Empresarial del Seguro, UNESPA, asegura que el 26% de los niños españoles nacen en el marco de los seguros privados. Es decir, que estas compañías dan cobertura a unos 130 000 nacimientos cada año.

Lo que más motiva a la futura familia del bebé a contratar la póliza es la rapidez de la atención a la hora de realizar las pruebas diagnósticas, ya que no hay listas de espera. Hablamos de las ecografías, el triple cribado, las analíticas y la prueba del azúcar, estudios a los que toda mujer embarazada se debe someter.

No es lo único que cubren. Las consultas con el especialista para el seguimiento del embarazo, la asistencia al parto, la anestesia durante el mismo, la amniocentesis y otras pruebas de diagnóstico invasivas (en algunos casos, con coste adicional) también suelen estar incluidas.

Otro de los puntos fuertes, a juicio de quienes se decantan por los seguros, es la posibilidad de disponer de un habitación con baño individual y cama para el acompañante por el tiempo que se necesite después de dar a luz. A eso se suma la atención al recién nacido.

Hay que mencionar también las prestaciones especiales, que pueden ser gratuitas o tener un coste adicional: clases prenatales, cuidados tras el parto, programa de salud materno infantil, atención al recién nacido tras salir del hospital y conservación de células madre.

En definitiva, se proporciona una atención integral, completa y personalizada que genera tranquilidad, seguridad y pocas molestias a las futuras madres.

¿Es para ti?

Por los profesionales a los que se tiene acceso y las ventajas ya descritas, el seguro es para ti, claro está, si entra dentro de tu presupuesto. En caso contrario, puedes confiar en la sanidad pública, a la que avalan los resultados.

Por otro lado, si tu principal interés es disponer de una habitación individual con las comodidades descritas para el parto pero ya estás embarazada, atendiendo al periodo de carencia puede que tampoco sea para ti.

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE HACIENDO CLICK EN EL BOTON!


¿Quieres recibir más información de la Revista Sentido de Mujer ? Regístrate con nosotros, con click aquí.

Por favor ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchísimas gracias por tu ayuda!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.