5 Maneras de Ser feliz y Disfrutar de tu Trabajo

disfrutar de tu trabajo

Disfrutar de tu trabajo se ha vuelto casi imposible por que existen personas o circuntancias que te impiden ser feliz y sólo vives esperando a que llegue el fin de semana, tratas de mantener tu vida laboral y tu vida personal totalmente independientes, pero… te ha resultado imposible.

Disfrutar de tu trabajo debería ser el status con el que puedas vivir apasionado en tu actividad laboral, pero… ¿porqué muchas veces no sucede así?

“Vivir en una idea gris de lo que significa disfrutar de tu trabajo es por que abrazas la idea de que se debe luchar por la satisfacción en tu carrera al unirse pasiones personales con actividades profesionales y la valoración de la participación social en tu lugar de trabajo”.

Cuando puedas eliminar las diferencias entre tu vida profesional y tu vida personal, lograrás ser una mujer feliz con tu trabajo y tu vida personal, sería maravilloso poder llegar a decir “Yo Amo los Lunes”. Aunque suene muy bien, sabemos que llegar a lograrlo puede que no sea tan sencillo, ni se logra de la noche a la mañana, para ayudarte a ser feliz y disfrutar de tu trabajo, a continuación te dejamos cinco consejos de los expertos para salir de la “zona gris”:

  • Haz que tus compañeros de trabajo se convierta en amigos.
    Las características de la relación de amistad y confianza mutua son muy importantes para las relaciones de trabajo, ya que crean una base para el éxito.
    Que tal la idea de una “happy hour” semanal, e invitar a tus compañeros de trabajo para conocerse mejor fuera de la oficina, para tomar un café, una copa y charlar amenamente entre todos. Es importante que en estas reuniones las conversaciones no se centren en temas de trabajo o incluso en chismes de la oficina. Busquen temas de aficiones, sus familias, lugares que les gustaría, etc… que sean temas triviales de la vida de cada uno y que ayudarán a llegar a conocerse unos a otros en un nivel diferente. Puede ser una “happy hour” o cualquier otra actividad fuera de la zona de trabajo.
    Ya verás que buenos resultados puede dar y como contribuye a hacer mas felices a todos y al final es un buen comienzo para disfrutar de tu trabajo con esta nueva motivación.
  • Elige un mentor o convierte en uno.
    Un mentor fructífera a partes iguales de enseñanza y aprendizaje, tanto para el mentor como para el aprendiz. Elige dentro de tus compañeros de trabajo a alguien cuyo trabajo y carrera admiras y trata de acercarte a esa persona (ya sea por correo electrónico, por la intranet o cualquier vía que las comunicaciones de tu oficina te lo permitan) puedes concertar una reunión con esa persona y compartirle tu admiración sobre su forma de trabajar, seguramente que se sentirá muy alagado y no dudará en compartir su experiencia contigo. O viceversa… abre las puertas de tu oficina para que quienes deseen aprender de ti se sientan en plena confianza de acercarse para que te conviertas en su mentor. ¡De seguro ambas partes desearán que lleguen el lunes para recibir esta retroalimentación!
    Sin duda otra buena forma de disfrutar de tu trabajo.
  • Identifica tus pasiones
    Una vez que sepas lo que realmente te apasiona, encuentra la manera de integrarlo a cada día de tu vida, ya verás que tener una buena actitud y disfrutar de tu trabajo no es difícil. Simplemente comienza respondiendo a estas preguntas:
  1. ¿Cuál fue el último proyecto o tarea que hiciste, ya sea en el trabajo o fuera de él, que te hizo sentirte bien y ser feliz?
  2. ¿Qué te gustaba hacer cuando eras niña?
  3. ¿Qué harías si el dinero no fuera un problema?
  • Integra tus pasiones a tu actividades profesional
    Olvida tu trabajo por un segundo, y piensa en cómo podrías incorporar algunas actividades que te gustan a tu trabajo. Por ejemplo, si eres una persona que trabaja en la comercialización de seguros, pero te encanta organizar a la gente y planificar eventos, entonces pregunta a tu jefe si podrías crear una serie de conferencias o algún programa social para la empresa. O, si trabajas en el área de las finanzas, pero eres un apasionada de los deportes, podrías pensar en organizar algún evento deportivo donde participen los miembros de la empresa. Seguro que todos estarían de acuerdo y será fácil que puedas decir… ser feliz en mi trabajo no es tarea difícil.
  • Evalúa tu situación actual
    Si del todo no puedes integrar tus pasiones en tu trabajo, piensa en otros medios a través de los cuales podrías hacerlo. Por ejemplo, si te gustan los animales, busca algún proyecto voluntario para tu tiempo libre. Si te gusta la lectura, ¿que tal si organizas un club de lectura? Si definitivamente no encuentras la forma de compaginar tu trabajo con lo que te apasiona o si no es suficiente para que te sienta satisfecha, piensa en buscar un nuevo empleo. Pero antes de hacerlo, hazlo despacio y de la manera correcta para no correr riesgos. Ser feliz no es un fin, sino un estilo de vida y disfrutar de tu trabajo es una actitud, haz aquello con lo que te sientas cómoda.

¿Te ha gustado este artículo? Si te parece interesante compártelo con tus amigas y contactos en las redes sociales y no te olvides dejar tu comentario, nos encantará saber que has pasado por aquí.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí