Beneficios de Hacer ejercicio con tu Perro

Cuando llegas a casa después de un largo día, lista para poner tus pies en alto y relajarte un rato, si tienes un perro en casa será el primero que al abrir la puerta lo encontrarás dispuesto a saludarte y brincar de felicidad por tu llegada, tal vez por la esperanza de que le lleves a dar un paseo o te pongas a jugar un poco, ¿qué hacer? ¿Podrías ignorar esa cola meneándose y eso grandes ojos que te miran con gran emoción? ¡Por supuesto que no, no puedes ignorarlo! Es entonces cuando decides que la relajación puede esperar, y te vas con tu perro a hacer un poco de actividad. Son muchos los beneficios de hacer ejercicio con tu perro, además de ser muy saludable.

De entre los beneficios de hacer ejercicio con tu perro podemos señalar que te ayudará a mantener un peso saludable, controlar el estrés, dormir mejor y aumentar tu nivel de energía. Si la actividad física es buena para ti, también lo es para tu perro. ! No sólo el ejercicio ayudar a vivir más tiempo, pero un animal ejercer también está más alerta y más contenido.

Asegúrate también leer –> Burpees: el ejercicio perfecto para tonificar y quemar grasa

Hay quienes creen que su perro se portan mal en venganza, pero muchas veces la verdadera causa es que lo hacen por aburrimiento, precisamente por falta de ejercicio. Muchos otros problemas en el comportamiento de tu perro, como la masticación, cavar, ladrar… ten por seguro que desaparecen una vez decidas aprovechar los beneficios de hacer ejercicio con el. Otro de los beneficios de hacer ejercicio con tu perro lo encontramos en estudios recientes que muestran una relación entre la tenencia de tener una mascota y una mejor salud. Un perro, se convierte en un estímulo para el ejercicio. Se señala que, los dueños de mascotas tienden a tener mejores niveles de condición física cardiovascular que aquellas personas que no tienen mascotas. Se ha demostrado que si tienes un perro caminas un promedio de 300 minutos por semana – casi el doble de los 168/minutos que se suelen andar cuando no tienes un perro. Otro de los beneficios de hacer ejercicio con tu perro es que se ha demostrado que te ayudará a reducir la ansiedad, ser una fuente de contacto físico y el confort, y disminuir los sentimientos de soledad y depresión.

¡Hacer ejercicio con tu perro es un gran ahorro de tiempo! Si te gusta correr, caminar o jugar en el patio con tu mascota, puedes hacer tus propios ejercicio al mismo tiempo que te diviertes y aprovechas los beneficios de hacer ejercicio con tu perro.  Aunque caminar es probablemente la actividad más común, hay otras posibilidades de ejercicio que podrías disfrutar, como hacer senderismo, excursionismo, footing, natación y patinaje en línea (¡cuidado!)

Hoy día muchas tiendas de artículos deportivos, para facilitarte el aprovechar los beneficios de hacer ejercicio con tu perro, ahora ofrecen mochilas caninas, correas de manos libres (para hacer correr más fácil), y chalecos salvavidas para proteger a los animales en el agua. Ten en cuenta que nivel de dificultad pueda tener hacer ejercicios para tu perro, empieza poco a poco. No vayas a llevarlo a trotar durante 45 minutos sí no lo ha hecho en los últimos 6 meses.

Antes de iniciar visita el veterinario para asegurarte de que todo está bien para que tu perro pueda iniciar con la rutina de ejercicios. Después de obtener el visto bueno del veterinario, he aquí algunos consejos para ayudarte a empezar:

  • Comience lentamente, aumentando gradualmente el tiempo y la intensidad de la actividad. Esto fortalecerá los músculos de forma segura de tu perro y la capacidad aeróbica.
  • Preste atención a cómo se siente tu perro. Algunas señales de que tu perro necesita un descanso incluyen babeo, tropezones, dificultad para respirar y una lengua larga y lánguida. Asimismo, recuerda que en verano o cuando hace mucho calor tu perro no puede sudar como lo hace normalmente para mantenerse fresco.
  • El hormigón y el asfalto son superficies que debes evitar, sobre todo en los días calurosos. Trate de caminar o correr en caminos de tierra (o hierba) lo más posible.
  • Cuanto más ejercicio haga tu perro, más agua necesitara. Lleve contigo un recipiente para mantener hidratado tu perro cundo lo necesite.
  • Se realista acerca de las limitaciones de tu mascota. A las razas más pequeñas les encanta salir a caminar a paso ligero, pero probablemente tengas que llevarlo a una caminata vigorosa. Los perros con una capa fina de pelo no toleran el frío muy bien, mientras que los perros con una capa gruesa no toleran bien en el calor del verano.
  • Debes evitar el ejercicio vigoroso a tu perro hasta que complete su crecimiento (después de 9-12 meses para la mayoría de los perros).

Hacer ejercicio con tu perro como acompañante puede ser muy motivador y hará que el ejercicio sea más agradable. Disfruta de los beneficios de hacer ejercicio con tu perro y ambos ganarán calidad de vida.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí