Embarazo: Preparar la Ropa Para la Llegada del Pequeño

Imagen1

La llegada al hogar de un bebé implica grandes cambios. Los hábitos que acostumbraba tener la familia ya no serán los mismos y ahora la seguridad y la comodidad del nuevo integrante pasará a ser lo más importante. Sobre esas dos palabras, seguridad y comodidad, girará todo de ahora en adelante. Preparar la llegada del pequeño, en esencia, supone adecuar los espacios, el mobiliario y los alimentos en función de hacer feliz al bebé y mantenerlo alejado de todo peligro. Elegir la ropa bebe adecuada es igual de importante. Por ello, te aconsejamos aquí acerca de cuáles son las prendas fundamentales para que tu bebé permanezca contento y crezca sano y salvo.

Ropa para cada ocasión

Lo que debe tenerse en cuenta a la hora de adquirir ropa bebe es el uso que se le dará a la misma. Así, es necesaria la indumentaria que le proteja bien del frío, o que le mantenga fresco cuando aumente la temperatura del clima, o se requiere ropa adecuada para luego del baño o las visitas a la playa. En fin, lo importante es que, más allá de su atractivo colorido o diseño moderno, lo que en realidad cuenta es que cumpla eficazmente la función para la cual fue creada y no sea un peligro e incomodidad para el bebé.

Una buena protección contra el frío

La preocupación de los padres durante el invierno es saber si el bebé está bien protegido del frío. No saben con certeza la cantidad de prendas que deben colocarle ni cuáles serían las mejores para ese propósito. Un bebé menor de tres meses no logra aún controlar el calor corporal y por ello requiere de mayor cantidad de prendas, aunque no hay que exagerar por su seguridad. Si piensas salir de paseo durante el invierno, las precauciones deben ser mayores y debes ponerle un gorro al bebé. Si hay que cambiar el pañal, lo ideal es que esté desprotegido el menor tiempo posible, y por ello se recomienda usar pantalones con aberturas en la entrepierna o con cintas elásticas para que el procedimiento sea rápido. Las mejores telas para vestir al bebé durante el invierno son el algodón, la lana, el terciopelo y la fibra polar.

Para el verano y la noche

La llegada del verano y sus altas temperaturas no significa que el bebé quedará desprotegido, con menos vestimentas. Se debe mantener la misma precaución pues, como ya mencionamos, el control del calor corporal en un recién nacido aún no está en pleno funcionamiento. Hay que cuidar mucho la cabeza y los pies del bebé, pues por esas zonas es por donde el cuerpo libera mayormente el calor. El algodón debe ser la tela predominante durante esta estación ya que es un tejido que facilita la transpiración. La misma razón de comodidad y cuidado debe mantenerse en el atuendo que se seleccione para las horas de sueño del bebé. Debe evitarse la ropa con bordados, botones, imperdibles, lazos o etiquetas que rocen la piel. Hay que prestar mucha atención a todos estos accesorios y evitarlos pues pueden desprenderse y representar un potencial peligro para el bebé.

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE HACIENDO CLICK EN EL BOTON!


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.