5 Razones para Tomar Duchas Frías, Conócelas Aquí

0
3876
duchas frías

Apagar el calentador de tu casa puede que no resulte muy atractivo, pero hay 5 razones para tomas duchas frías que benefician tu salud.

¿Alguna vez has tomado una ducha fría? ¿en verdad “fría”?

Entonces sabrás a lo que me refiero, a esa sensación del agua helada cayendo sobre tu cuerpo. Sientes que se te va el aliento, incluso puedes llegar a gritar y una vez que el shock se disipa, el dolor no se acaba hasta que te sales de la regadera y te cubres con tu toalla. Entre el temblor te das cuenta de que ya despertaste y que lo lograste.

Las duchas frías han tenido un papel importante en muchas culturas por varias razones. Desde los Espartanos, los antigüos Griegos y los Romanos, hasta las tribus Nativas de América, los Japoneses y los Escandinavos, tomar un baño con agua fría ha sido parte de rituales tradicionales por mucho tiempo. Se utilizan para lograr mayor fortaleza mental, limpiar el espíritu, mejorar la salud y hacerte sentir fantástico…una vez que estás fuera de la regadera claro.


Nuestra cultura moderna obsesionada con el confort ha olvidado -o dejado de lado- los beneficios del agua fría y tal vez es momento de retomar si consideras que hay 5 razones para tomar duchas frías que te ayudan a cuidar tu salud:

  1. Mejora la circulación de la sangre
    Una ducha fría aumenta el flujo de sangre por tu cuerpo bombeando más hacia tus órganos. Esto es benéfico para el sistema cardiovascular y puede ayudarte también a controlar la presión arterial, endurecimiento de arterias y venas varicosas. Un aumento en el flujo de sangre hacia el cerebro ayuda también a optimizar su funcionamiento y te deja más alerta por más tiempo.
  2. El Agua fría es anti-depresivo
    El incremento de adrenalina y esa poderosa sensación que te da un baño con agua fría proviene de la enorme cantidad de impulsos eléctricos enviados desde las terminaciones nerviosas periféricas, mismas que tienen un efecto anti-depresivo.
    Un estudio realizado en 2008 llamado “La ducha fría adaptada como potencial tratamiento para la depresión” publicado en Hipótesis Médicas, presenta la interesante hipótesis de que la depresión podría ser ocasionada por un estilo de vida que “carece de ciertos factores de estrés fisiológico que han sido experimentados por los primates durante millones de años de evolución, tales como los cambios abruptos de temperatura corporal (por ejemplo nadar en agua helada) y la carencia de “ejercicio térmico” ya que puede ocasionar el mal funcionamiento del cerebro.”
    La evidencia parece soportar esta hpótesis. Expone el sistema nervioso simpático a actividades frías así como incrementa la cantidad de noradrenalina secretada, que es un químico que reduce la depresión. La aplicación práctica de las duchas frías ha demostrado reducir significativamente los síntomas de la depresión.
  3. El Agua Fría es benéfica para tu piel y tu cabello.
    Hay una razón por la cual con frecuencia escuchas que deberías enjuagar tu cabello con agua fría para evitar que se esponje y mejorar su brillo. El agua caliente reseca tu piel y tu cabello, mientras que el agua fría te deja la piel firme y con menos arrugas. Para mantener tu piel tonificada por más tiempo, enjuaga tu cara con una mezcla de agua fría y jugo de limón.
  4. El Agua Fría mejora el rendimiento atlético.
    En un estudio reciente publicado por la Revista Americana de Psicología se encontró que los atletas que utilizan la inmersión en agua fría después de un entrenamiento de resistencia son capacees de completar más trabajo en las sesiones posteriores lo que puede favorecer la “adaptación a entrenamientos más prolongados.”
    Otro estudio publicado en el Diario de la Ciencia del Deporte y Medicina encontró que las inmersiones en agua fría mejoran la recuperación después del ejercicio y deberían administrarse tan rápido como sea posible al término del ejercicio.
  5. Las Duchas Frías te fortalecen mentalmente
    Tenemos que admitir que requiere cierto grado de valor y preparación mental tomar una ducha fría. Mientras más sometas tu cuerpo a estresores, más fácilmente te adaptarás en el futuro a ellos. En otras palabras, puedes forzarte a ti mism@ a tomar una ducha fría diariamente y beneficiarte con todo lo que implica.

¿Estás list@ para una ducha con agua fría? =)

Si te gustó el artículo y crees que varios de tus amig@s estarían dispuestos a comenzar a implementar esta rutina en su vida, compártelo en las redes sociales y déjanos tus comentarios.


Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”


¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.