6 Maneras para Aumentar Nuestra Energía Diaria

¿Te gustaría despertar sin sueño?¿Lista para comenzar tu día de la mejor manera?¿Qué harías con 2 horas extras al día? ¿Cuánto más de emoción, diversión y sorpresa habría en tu vida? Hay días malos y hay días peores, pero si estas dentro del grupo de personas que sienten que no les alcanza el día, que haces mucho y no haces nada,  la causa mas probable es que tu energía diaria no te este alcanzando. Para ayudarte a tener mas energía diaria hemos recopilado 6 consejos para ayudare a tener más energía durante el día.

1. Dormir lo suficiente debe ser tu más alta prioridad.

  • Hay quienes creen que una hora menos de sueño nos permite una más de productividad. Aunque te parezca increíble cantidades muy pequeñas de privación en el sueño pueden reducir considerablemente la energía diaria, afectando la capacidad de concentración, el pensamiento analítico y la creatividad.
  • La investigación es clara: más del 95% de las personas requieren de siete a ocho horas de sueño para estar completamente descansado, para que el cerebro pueda integrar de manera óptima el nuevo aprendizaje. Grandes artistas, que van desde músicos a los atletas, a menudo se ponen aún más de 8 horas.
  • Dos estrategias simples pueden ayudar. La primera es establecer un horario específico y comenzar a prepararse para dormir al menos 30-45 minutos antes – evitando actividades estimulantes como contestar e-mail, y optar por actividades más relajantes como tomar un baño caliente, o la lectura.
  • El segundo es tomarte unos minutos para revisar lo que te esta preocupando o lo que tienes pendiente por hacer al día siguiente antes de ir a dormir y, a continuación, escribirlo.  Así lograrás dejar de pensar en eso mientras duermes, ante el temor de que se te olvide al día siguiente.

2. Toma un descanso para recuperar energía por lo menos cada noventa minutos. No es el tiempo que trabajas lo que determina el valor de tu rendimiento, sino la energía diaria que consumes mientras trabajas. Del mismo modo, no es cuánto tiempo te quitas lo que más importa, es la habilidad con que renueves tu energía diaria.

  • La primera clave es aquietar internamente tus preocupaciones. Con la práctica diaria de respiración controlada, meditación y/o ejercicios de relajación puedes llegar a reducir drásticamente tu ritmo cardiaco, presión arterial y la tensión muscular en tan solo 30-60 segundos.
  • Con los ojos cerrados, respira por la nariz mientras cuenta hasta tres, y exhala por la boca lentamente contando hasta seis. A medida que tu cuerpo se calma, la mente también se ira tranquilizando y te sentirás más relajada.

3. Haz una lista de todo, lo que quieres o necesitas hacer.

  • Escribir una lista de pendientes es la forma más completa para descargar lo que está en tu mente, será menos la energía diaria que desperdicias en pensamientos inútiles acerca de las tareas pendientes, así aprovechas la energía disponible para estar completamente presente en todo lo que estás haciendo.

4. Ejecuta tu ritmo cardíaco o toma una siesta en la tarde.

  • Si tu excusa para no hacer ejercicio con regularidad es “no tengo tiempo”, considera hacerlo durante la hora del almuerzo.
  • No puede haber mejor manera de despejar la mente, reducir la ansiedad y hacer que su energía diaria se renueve que elevar intencionadamente tu ritmo cardíaco en las zonas aeróbicas o anaeróbicas.
  • Si ir al gimnasio esta fuera de tus planes, ¿qué hay de una caminata rápida de 15 a 30 minutos? O si trabajas en un edificio de oficinas, ¿qué hay de subir y bajar las escaleras?
  • Otra opción es tomar una siesta de 20 a 30 minutos entre la 1 y 4 de la tarde, cuando generalmente sentimos una oleada de fatiga. Una pequeña siesta te dará no sólo una fuerza restauradora, sino que además te dará mayor rendimiento en tareas cognitivas en las siguientes horas.

5. Práctica el agradecimiento y la actitud positiva.

  • Una de las maneras menos reconocidos para derrochar nuestra energía diaria está en las emociones negativas. Se suele dar mas importancia a lo que está mal en nuestras vidas de lo que es correcto.
  • Aprovecha las oportunidades de apreciar a quienes están a tu lado, y compartir lo que sientes con ellos. Compartir tu energía diaria positiva te dará a ti misma y a la otra persona una inyección de energía positiva.
  • Busca las oportunidades para apreciarte a ti misma. Tómate tu tiempo para disfrutar de las pequeñas victorias, darte el crédito que te mereces, y perdónate a tí misma siempre que sea necesario.

6. Desarrolla un ritual de transición entre el trabajo y el hogar.

  • Cuando salgas del trabajo, no te lleves el trabajo contigo. El resultado de esto será que, incluso cuando llegues a casa, todavía no estarás realmente presente en tu hogar si sigues con tu mente en las cosas del trabajo. Considerar establecer una fórmula que te funcione para dejar los problemas del trabajo en la oficina y que te permita poder dejarlo atrás.
  • Un poderoso ritual muy utilizado, consiste en seleccionar algún lugar a lo largo del camino a casa, como un parque público, y tomar unos minutos para dejar que el día “pase”, y centrarse en lo que tienes por delante para lo que quede del día.

¿Te ha gustado este artículo y consideras que puede serle útil a alguien más para aumentar su energía diaria? Si es así compártelo con más amigas en las redes sociales y no te olvides de dejarme tu comentario.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí