Caminar: el secreto para quemar grasa, estar y sentirse bien

quemar grasa

La mayoría de las personas piensan que los ejercicios de alto impacto son los que más calorías y grasa pueden quemar; sin embargo, se ha comprobado que caminar no solo puede alcanzar el objetivo, sino mejorarlo con respecto a otros ejercicios.

Quemar grasa caminando ¿Es posible?

Caminar no solo te mantendrá en buen estado de salud física, también te ayudará a quemar grasa, tranquilizar tu mente y te aportará otro tipo de beneficios que a continuación te mencionamos:

Quemar grasa. Si caminas entre 30 y 60 minutos a un paso moderado puedes quemar no solo grasas acumuladas, también calorías y eliminarás toxinas.

Aumenta tu energía. Al caminar elevamos el nivel de oxigenación que llega a cada célula e incrementamos la circulación de la sangre, lo cual nos mantendrá más alertas y mejorará las condiciones de nuestras articulaciones.

Previene enfermedades. Andar ayuda a prevenir enfermedades como la diabetes, asma, algunos tipos de cáncer, osteoporosis, entre otras.

Fortalece el corazón. Caminar reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas, ya que disminuye los niveles de colesterol y mantiene la presión arterial estable, además al caminar se aumenta el ritmo cardiaco lo cual hace que el corazón se fortalezca.

Alivia la depresión. Está demostrado que las caminatas al aire libre ayudan a combatir la depresión leve a moderada ya que reduce el estrés y la ansiedad.

Evita el aumento de peso. Si caminas frecuentemente aumentarás la masa y tono muscular y acelerará tu metabolismo. Es importante recordar que para perder peso hay que quemar más calorías de las que se consumen al día.

Tonifica piernas, glúteos, brazos, hombros y espalda. Definitivamente este es uno de los beneficios que más se agradecen, ya que con el tiempo podrás notar tus músculos más fortalecidos. La postura es lo más importante para obtener resultados más favorables.

Proveedor de Vitamina D. Si se camina a plena luz del día estarás absorbiendo vitamina D de la luz solar. Te recomendamos que utilices protectores solares adecuados para que la piel no se queme y se aproveche dicha vitamina, la cual promueve la retención de calcio y fósforo en los huesos.

Como ves son muchos los beneficios que se pueden obtener de una caminata, pero es importante crear el hábito para que los resultados sean de manera permanente.

La dosis ideal es de al menos 30 minutos diarios a una velocidad constante (no tan lento). Utiliza ropa y tenis adecuados para esta actividad y así evitarás lesiones.

Hay accesorios recomendables para mejorar la realización de esta actividad, tales como bastones de senderismo, que ayudan a mantener la postura perfecta, pulsometros que miden tu frecuencia cardiaca y otros aparatos más sofisticados que te permiten contara los pasos, las calorías que quemaste y la distancia recorrida. Estos son muy recomendables ya que te irán marcando oportunamente tus progresos de acuerdo a tu peso, estatura y edad.

Así que… a caminar y a quemar grasa se ha dicho.

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE HACIENDO CLICK EN EL BOTON!


Asegúrate también leer -->

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.

Por favor ayúdamos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchísimas gracias por tu ayuda!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.