¿Poco Sexo en el Matrimonio? ¡Tips para Resolverlo!

sexo en el matrimonio

“Cuando éramos novios teníamos mucho más sexo que ahora”, ¿poco sexo en el matrimonio, has oído eso? Ese “ahora” significa que ya están casados o por lo menos viviendo en pareja. La etapa del noviazgo es diferente en cada caso, pero hace ya muchos años es muy frecuente que antes de tener sexo en el matrimonio, las parejas tengan relaciones sexuales, inclusive, para las nuevas generaciones es muy bien visto en general “probar” el sexo  antes de asumir un compromiso para saber si hay “química” entre ellos.

Hay casos particulares, costumbres o diferentes a motivos religiosos en su mayoría, que no permiten a los integrantes de la pareja o a alguno de ellos tener sexo antes del matrimonio, ya sea religioso o de la unión legal de la misma. Pero hablaremos de las parejas que sí han tenido sexo durante la etapa previa al matrimonio y tienen con qué comparar.

Es frecuente en diálogo de amigas que se comente sobre la actividad sexual de la pareja haciendo comparaciones entre la etapa del noviazgo en la que eran capaces de quedarse horas en la cama teniendo sexo, conversando y volviéndolo a tener. Concluyendo que el sexo en el matrimonio ya no es lo mismo, y hay muchas variables que conducen a que la frecuencia y la intensidad pasional de las relaciones sexuales se vean afectadas.

Hoy él tiene una responsabilidad que antes no tenía, la de mantener un hogar, con todo lo que esto significa, principalmente si hay niños. Esta presión, no estar bien descansado, el vivir a 1000 km por hora puede provocar el temor de no “rendir” en la cama y  en consecuencia no satisfacer ampliamente las necesidades de su mujer. La esposa, que también tiene presiones laborales, familiares, del hogar, y la de verse bien para su marido, se van a la cama cada uno a su lugar tratando de no provocar una reacción sexual en el otro. Piensan,  “quiero pero no puedo” o “puedo pero no quiero”, pero ninguno sabe lo que piensa el otro. Y finalmente hacer el amor noche tras noche se va perdiendo.

Todos estos factores que rodean hoy a la pareja y la inhibe de mostrar sus sentimientos se llaman rutina y dicen que la rutina mata al sexo, en el tema del sexo en el matrimonio esto se convierte en una constante con un alto porcentaje de frecuencia. Si se encuentran en este período, lo inmediato es restablecer el diálogo, decir cómo se sienten, buscar el momento de demostrar que sientes deseo y excitación pero que no te llega la oportunidad de manifestarlo. Debes tratar de recuperar la comunicación verbal y corporal, es una cuestión de ambos, comienza poniendo los problemas domésticos en un rincón y busca a tu pareja para reconstruir juntos y tener el mejor sexo, tal y como antes lo que tenían, el sexo en el matrimonio es uno de los pilares de una pareja feliz, así que es importante y saludable resolverlo.

Acá te damos unos tips con los que puedes empezar a reavivar la pasión y que el sexo en el matrimonio, sea como el del noviazgo:

Olvídate del cansancio y el estrés
Tener relaciones sexuales durante el matrimonio libera tensiones y produce neurotransmisores de placer y bienestar, haciéndote olvidar las actividades cotidianas y los problemas, sólo reconéctense y disfrútenlo, verás que pronto buscarán de nuevo esa sensación que revitaliza ¡Tengan mucho sexo en casa!

Toma la iniciativa en el sexo
Si ambos se lamentan de haber perdido los momentos sexuales que disfrutaban juntos y nadie da alguno de los pasos para hacer el amor, nunca cambiarán las cosas. ¡Toma la iniciativa! Demostrar tus excitación es la mejor manera de excitar los deseos de tu pareja. Usa lencería sexy, mándale mensajes eróticos por whatsapp, compren en sus teléfonos móviles aplicaciones para tener sexo, consulta algunas páginas de sexo para llenarte de ideas excitantes y… ¡llévalo a la cima del placer y seguramente nunca va a querer bajarse de ahí!

Acuerden momentos divertidos para tener sexo
Evoque los viejos tiempos donde la diversión, las locuras y las travesuras elevaban la adrenalina, los tiempos aquellos, sexo en el coche, en casa, en la playa, de noche, de día, volver a vivir esos momentos, avivará el entusiasmo. Si ambos son personas ocupadas pon en su agenda y en la tuya, una cita sexual semanal y respétenla como si fuera la más importante de su empresa.

Dice Gabriel García Márquez: “El problema del matrimonio es que se acaba todas las noches después de hacer el amor, y hay que volver a reconstruirlo todas las mañanas antes del desayuno.”

Así el sexo, hay que reconstruirlo, reinventarlo y reavivarlo todos los días…
Uno de los más grandes retos que enfrentan las parejas en las relaciones amorosas es el intentar mantener su vida sexual ardiente y apasionante. Normalmente al iniciar la relación la novedad, los juegos eróiticos, las relaciones sexuales peligrosas le dan emoción a los momentos de su vida sexual y se convierte en inolvidable, pero cuando magia deja de surtir efecto, ya no es tan fácil llenar de emociones sexuales la cotidianeidad. Y para que esa llama nunca se apague es importante que existan hagan hasta lo imposible para nunca dejar de hacer el amor.

¡Cuéntanos! ¿Qué otros juegos se te ocurren para reavivar la llama del sexo en el matrimonio?

Porque leíste esta nota te recomendamos:
Las Mejores Posiciones Sexuales Según Cada Habitación de la Casa
¿Como tener sexo fabuloso? 7 posiciones que se deben evitar
6 Maneras de Tener Buen Sexo, Incluso Cuando estás Estresada

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO y COMENTARLO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE!

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.