5 Ventajas de Vivir Sola… ¡Disfrutándolo al Máximo!

0
314
vivir sola

¿Estás pensando en mudarte a vivir sola?

¡Entonces hazlo!

Si tienes la oportunidad debes hacerlo.

Vivir sola es una experiencia de gran utilidad.

Deja atrás todas aquellas barreras culturales y tabúes que aseguran que las mujeres deberíamos salir de casa sólo cuando tengamos marido. Eso no es cierto, ni indispensable.

Vivir sola te permitirá descubrir más sobre ti misma, sobre lo que deseas y lo que no deseas tener en tu vida.

Te permitirá conocer tus necesidades y aprenderás a satisfacerlas tú misma.

Pero si aún tienes dudas, el día de hoy te hablaré de las 5 principales ventajas de vivir sola.

1. Tu tiempo, tu horario
Te aseguro que no hay nada más perfecto que disfrutar de tu propio horario. Y ya que cada una de nosotras estamos comprometidas en cientos de actividades que requieren de un horario fijo, qué mejor que regalarte la oportunidad de disfrutar de la creación de tu propio horario.

Te recomendamos leer –> Los 5 Mejores Libros Para Superar Una Ruptura Amorosa

Vivir sola te da la oportunidad de ir a dormir a la hora que desees y de despertarte a la hora que desees (al menos un par de días a la semana).

Tienes el absoluto control del tiempo que necesitar para arreglarte cada mañana. Y no tendrás que turnos para el baño, ni tienes nadie quien te apure.

Aprenderás a poner tus necesidades como prioridad número 1

Identificarás qué es lo que necesitas y disfrutas comer y tendrás la obligación de proveerte.

Descubrirás cuánto tiempo necesitas estar sola para mantenerte en equilibrio y cuánto necesitas de la presencia de tus amigos.

Y así con cada una de las actividades que están presentes en tu vida.

Cuando vives sola aprendes sobre aquello que necesitas para mantener tu equilibrio físico y emocional. Y con ello llega el segundo beneficio de vivir sola:

2. La responsabilidad, herramienta necesaria para vivir mejor
No creas que “tener que” ser responsable te arruinará la fiesta. En realidad, aprender sobre la responsabilidad es una bendición.

Pero eso si, para que vivir sola sea una experiencia exitosa, debes aprender a manejar tu vida financiera y emocional de una forma responsable. Y hacerlo te ayudará el resto de tu vida.

Cuando aprendes a encargarte de tu propia vida descubres que en realidad no “necesitas” de nadie más para estar en paz y ser feliz. Descubrirás que tienes muchísimas necesidades personales, pero aprenderás también diferentes formas para satisfacerlas.

Al vivir sola aprenderás a manejar las cuentas de la casa. Tendrás que aprender a manejar una agenda con recordatorios de todo aquello a lo que estás obligada y poco a poco lo harás de forma casi automática.

Piensa que ser la responsable de tu vida significa únicamente que eres la dueña de tu felicidad. Tienes el poder absoluto para ser cuan feliz tú desees y lograrlo dependerá únicamente de ti.

Qué mejor bendición que poder establecer tus propias reglas, horarios y obligaciones. Qué mejor bendición que poder descubrir cómo y cuán feliz quieres ser.

Te recomendamos leer –> ¡No extrañas a tu ex! Estás idealizando un reencuentro

Y lo mejor de todo, cuando comprendas sobre los beneficios de ser responsable, será más fácil construir la vida que deseas tener para compartir. Tema del que te hablaré a continuación:

3. Vivir sola no es lo mismo que estar sola
Muchas veces he escuchado a otros decir que vivir sola es feo debido a la soledad. Pero en realidad, cuando vives sola tú decides cómo manejar tu tiempo y eso incluye el tiempo que permaneces a solas.

Seamos sinceras, si vives sola estarás obligada a cubrir tus propios gastos. Por lo tanto, tendrás un trabajo al que dedicarás entre 6 y 10 horas diarias. Eso significa que durante un promedio de 40 horas a la semana no estarás sola, sino rodeada de colegas de trabajo.

Además de eso con seguridad tendrás obligaciones familiares y de amistad. Digamos que por lo menos 1 día a la semana lo compartes con ellos.

Si consideramos que permaneces en promedio 49 horas a la semana durmiendo y 28 movilizándote, te quedan libres un total de 39 horas a la semana. Y eso sin contar el tiempo que dedicas a arreglarte, hacer compras, limpiar la casa, etc.

Cómo te dije en el punto 1 y 2, al vivir sola tú tienes el poder de decidir cómo manejar tu tiempo de forma responsable.

¿Eres una mujer que necesita más tiempo a solas? Entonces disfrútalo. ¿Eres de las que necesita estar rodeada de más personas? Entonces hazlo realidad. Tú tienes el poder y con este tema entraré en el cuarto beneficio de vivir sola.

Te recomendamos leer –> 3 Tips Para No Estancarte Después de una Separación

4. Puedes ser el punto de encuentro
Las mujeres somos por naturaleza seres sociales y necesitamos compartir nuestras vidas con otros.

¡Pero eso no significa que no puedas vivir sola!

Por el contrario, al vivir sola tienes el poder de rodearte de quienes más quieres en tu vida. Pero eso sí, si deseas disfrutar de ello, entonces debes hacerlo realidad.

¿Quieres más tiempo con tus amigas?

Entonces establece una cita al mes con ella y haz que tu hogar sea el punto de encuentro.

¿Quieres más tiempo con tu novio?

Entonces aprovecha que vives sola y escoge la actividad y el horario que desees. Disfruta de la intimidad en tu hogar, aprendan a preparar algo juntos o simplemente compartan tiempo de compañía.

¿Quieres más tiempo con fu familia?

Que te parece entonces planificar una reunión en tu propio hogar. Y no importa si es diminuto, todas tenemos aquella familiar a la que tranquilamente podemos invitar a un chocolate caliente o a una copa de vino.

Lo importante es que no pienses que vivir sola es un limitante. Por el contrario, vivir sola te da la oportunidad de unirte más a aquellas personas que más deseas tener en tu vida.

5. Te conocerás de verdad
Finalmente llegamos a la ventaja más importante de vivir sola.

Aprender a conocerte.

Tú eres una suma de costumbres que traes de tu familia. Estás acostumbrada a ciertos horarios, a prejuicios, a preferencias y estilos de vida. Y todo ello influye en tu personalidad y estilo de vida.

Y presta mucha atención.

Todo aquello influye en un porcentaje, pero no te define por completo.

Es decir, tú eres mucho más que aquello a lo que está acostumbrada.

Por lo tanto, vivir sola es una oportunidad para conocerte a ti misma.

Experimenta, investiga, prueba.

Ten los deseos más grandes que puedas imaginar y hazlos realidad.

Supera cualquier barrera mental con la que hayas crecido y date la oportunidad de descubrir más sobre ti misma. Sobre la mujer que eres y sobre todo aquello que deseas alcanzar.

Tú siempre has tenido el poder y, si llegas a tener la oportunidad de hacerlo.

¡VIVE SOLA!

Por lo menos por un par de años. Atrévete y descubre que decidir estar sola no significa que vivirás en soledad. Date la oportunidad de conocer tus preferencias y necesidades y descubre que tú misma puedes satisfacerlas.

Te deseo mucha suerte y hasta pronto.

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.