Manipulación: El Síndrome de Alienación Parental

El Síndrome de Alienación Parentales surge ante el conflicto de una pareja con hijos y donde uno de los adultos manipula a los hijos en contra del otro. Richard Garner, psiquiatra que acuñó el término en 1985, refiere que, en su experiencia, la gran mayoría de los casos que él ha atendido, es la mujer quien ha “lavado el cerebro a los hijos”.  Los síntomas son:

1. Mamá o papá, llamado padre alienador, se opone a que la otra persona vea y conviva con los hijos.

2. Hace comentarios o toma decisiones con las cuales los hijos aprenden a no tomar en cuenta a uno de ellos, incluso rechazando su presencia. A la persona rechazada o denigrada, se le llama padre alienado.

3. Los niños refieren que no quieren ver al padre alienado, pero no saben explicar por qué motivos o repiten frases muy elaboradas para su edad, incluso frases típicas de alguno de los adultos.   Recientemente escuché a un niño de 8 años decir “Yo no veo a mi papá desde que se divorciaron; mi mamá me platicó que ellos no se amaban sino que mi papá se casó con ella por avaricia, que nunca la amó”.

4. Pueden incluso repetir acusaciones que el adulto hace y que el menor puede llegar a creer que son ciertas -incluyendo abuso sexual.  He escuchado en varias ocasiones referirse al padre alienado como “él no da nada”.  Al preguntar a la madre quién paga algunas de las necesidades como alimentación, gastos médicos, escuela, refiere que el papá que no vive con ellos “pero esa es su responsabilidad, pero no da nada”

Te recomendamos leer –> [Video] Porno Venganza, Parejas Enojadas Revelan Momentos Intimos

Sin duda, terminar una relación implica una profunda revisión interna donde se confronta una serie de emociones, desde el abandono, la ira, el rechazo, el miedo, el resentimiento; y todo ello requiere de hablar con alguien de confianza pero no con los hijos.  Independientemente de la traición o situación que genere el rompimiento, necesitamos hablar con alguien que pueda ser asertivo, es decir, que no alimente con ideas negativas, sino que por el contrario, favorezca el reconocimiento de que se está viviendo una etapa de duelo que habrá que superar.

En Estados Unidos ya se llevan a cabo juicios en los cuales los niños son llevados a vivir con el padre alienado para que puedan conocerlo y constatar que todo lo que la madre alienadora ha fabricado, forma parte de una historia que no tiene bases verdaderas, y que ha propiciado que los niños devalúen, subestimen, ridiculicen, rechacen y hasta odien al padre alienado (Síndrome de Alienación Parental). El objetivo es evitar daño mental y emocional en los hijos, pues algunas investigaciones reportan que las víctimas de alienación parental suelen culpar al padre alienado de todas sus frustraciones y negatividad, dificultando la construcción de un sano vínculo con el padre y en el futuro con una pareja.

Afortunadamente, en mi experiencia, una gran mayoría de parejas busca asesoría para llevar a cabo una separación y/o divorcio donde ellos y los hijos, vivan un proceso de duelo del que salgan fortalecidos y no destruidos. Invito a las parejas en este proceso, que por respeto a sí mismos, por amor a sus hijos y en recuerdo del enorme amor que se tuvieron y por salud mental/emocional de toda la familia, se asesoren. En mi sitio hay una sección de Artículos de interés y una Guía de proceso de separación y/o divorcio.

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE HACIENDO CLICK EN EL BOTON!


Asegúrate también leer -->

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

Por favor ayúdamos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchísimas gracias por tu ayuda!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.