Adelgazar sin dietas: El estrés, el gran culpable de tus kilos de más

Adelgazar sin dietas

Él es uno de los grandes culpables de que ahora mismo no tengas el peso que deseas, pero pocos lo saben.
Él es un gran saboteador de emociones.
Es un “acumulador de grasas”.
Es el causante del 80% de las enfermedades y problemas de salud.
Y lo peor de todo es que absolutamente todos estamos expuestos a él.
Te hablo del estrés, y su relación con tu peso podría resumirse así: cuanto más estrés, más difícil resulta bajar de peso, si el estrés fuera mínimo te sería fácil adelgazar sin dietas.

Básicamente, si quieres adelgazar sin dietas (y no volver a recuperar el peso) es muy importante que sepas cómo reacciona tu cuerpo ante la presencia del estrés.
Y eso es lo que vas a prender en este artículo

Adelgazar sin dietas: La importancia de tu mente para bajar de peso

¿Qué pensarías si alguien te dijera que para bajar de peso no solo debes enfocarte en lo que comes sino también en lo que piensas?

Esa es una de las bases del éxito para adelgazar, y son MUY POCOS quienes tienen eso en cuenta (por eso te recomiendo que entres a nuestro grupo en Facebook en él aprenderás la gran causa por la que jamás podrás adelgazar… A no ser que la comprendas).

Mientras la inmensa mayoría de planes de adelgazamiento se basan en prohibir alimentos y limitar las cantidades, decenas de investigaciones han demostrado la importante conexión que existe entre cuerpo y mente para lograr resultados eficaces y duraderos.

Pero, ¿cómo actúa el estrés para que no puedas bajar de peso?

Todo empieza cuando tu cuerpo empieza a notar los efectos del estrés.


Si quieres tener estos resultados, estar en tu peso correcto, tonificar tu cuerpo, tener más energía y retrasar…

Posted by Sentido de Mujer – La Revista on Miércoles, 20 de mayo de 2015

En situaciones de tensión tu cuerpo está programado para liberar cortisol (conocido también como la hormona del estrés), así que envía una señal al cerebro indicando que los músculos necesitan energía extra para poder sobrellevar esa situación de estrés.

En realidad funciona como un mecanismo de emergencia donde tu cuerpo entiende que necesita energía urgentemente, cambiando así su metabolismo.

Como resultado, abandona la tarea de reparación y creación de tejidos para centrarse en enviar energía a los músculos.

Eso puede hacerlo de dos maneras: ante una situación de estrés aislado o ante situaciones continuas donde constantemente aparece la tensión, que es lo que se conoce como estrés crónico.

En los dos casos ocurre lo mismo salvo una “pequeña” diferencia: a más estrés, nuestro cuerpo libera más cortisol.

¿Y qué funciones tiene el cortisol? Entre otras transformar los lípidos en ácidos grasas, facilitando así la producción de grasas.

¿Y dónde se acumulan principalmente esas grasas? Depende de la persona, pero la mayoría de las veces en el abdomen. Curiosamente, la parte del cuerpo donde la mayoría de personas concentran mayor índice de grasa.

Y así es, principalmente, como el estrés acaba por determinar nuestro éxito en el proceso de adelgazar.

Interesante, ¿verdad? Pues esa es solamente uno de los muchos factores que la mayoría de dietistas no tiene en cuenta y que están impidiendo que logres el peso que deseas.

Pero hay muchos otros factores emocionales, físicos y del ambiente que no permiten que logres el peso ideal aunque sigas la mejor dieta.

Y eso es lo que aprenderás en este el grupo así que te recomiendo que lo entres cuanto antes porque no sé hasta cuándo estará disponible. Entra aquí para acceder a él) –> https://on.fb.me/1Fp9FEA
Y si te ha gustado este artículo recuerda compartirlo en las redes sociales, para que más mujeres puedan adelagar sin dietas y resolver el problema de peso causado por estrés.

Síguenos en Twitter haz click aquí

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.