Alquiler de Vientre: Maternidad Sobrogada en México

alquiler de vientre

¿Qué es la maternidad subrogada?

Se le llama maternidad subrogada o vientre de alquiler, en algunos casos hasta explotación de mujeres con fines reproductivos, es el acto mediante el cual una mujer, de común acuerdo, con una persona o pareja, acepta la implantación en el útero de un embrión previamente fecundado “in vitro” con el fin de quedar embarazada de dicho embrión, gestarlo, parirlo y, de acuerdo a lo contratado, entregarlo. El alquiler de vientre es una maternidad por sustitución mediante un contrato de gestación.

¿Quien solicita el alquiler de vientre o maternidad sobrogada?

Es un tema complicadísimo por todo lo que involucra, no existe una normativa como tal para el alquiler de vientre, se hace a la medida del lugar donde se lleve a cabo, de conformidad con las partes involucradas en éste y de las obligaciones antes, durante y después de concluido el embarazo ; las razones más comunes para esta práctica son:

  • la infertilidad,
  • el estado civil,
  • parejas homosexuales,
  • embarazos con riesgo de muerte, entre otras.

¿Cómo es el servicio de maternidad subrogada o alquiler de vientre?

En algunos países como USA, India, Ucrania, Grecia, Rusia, España y Reino Unido está claramente regulado el servicio maternidad subrogada, no hay problemas posteriores al mismo ya que las estipulaciones son claras pero, ¿qué pasa en países como México?, donde la regulación está en pañales y el estado paupérrimo de algunas mujeres se ha prestado para que proliferen clandestinamente estas operaciones, dejándolas en total estado de indefensión ante problemas tales como la muerte del producto, la malformación, la diabetes gestacional, preclampcia, el sida, el abandono o el pago mínimo por los servicios.

Asegúrate también leer –> Prevención del Embarazo Adolescente

¿En dónde se ofrece el alquiler de viente o maternidad sobrogada?

En Tabasco hace 18 años empezó el tema de la maternidad subrogada, hoy día se ha vuelto una operación mercantil de lo más rentable, cuando la naturaleza de la misma era un fin altruista; entonces ¿se está comercializando con los menores?, el servicio en Tabasco oscila entre los 40 y 45 mil dólares, el Congreso no ha logrado hacer los cambios suficientes en la Ley para regular la renta de vientres y a falta de legislación aplicable que regule la práctica de la maternidad subrogada se resuelve caso por caso, lo cual revela terribles lagunas legales respecto al parentesco, el consentimiento y la capacidad jurídica del menor.

Hay una agencia que llama a esta actividad “Turismo Médico” y a través de internet pintan a esta ciudad como un edén para la maternidad subrogada promoviéndola como uno de los lugares más seguros y confiables para hacer su pedido y hacer el alquiler de vientre, cuentan con facilitadores internacionales que canalizan a los solicitantes pero aún hay conflictos tales como el que no se hace cargo de mujeres en caso de malformaciones, complicaciones infecciosas, sida y, entonces, si la pareja que encargo el ser ya no está interesada, quien sería perseguido por abandono de menor o de quien es la responsabilidad de la patria potestad y manutención si el contrato establece que el producto debe ser totalmente viable.

En muchos países como los mencionados con anterioridad es un acto que sucede día con día y viola principios éticos como la identidad de los bancos de óvulos, la crio conservación o congelación de individuos que ya murieron, ¿debe haber fecundación post mortem?, ¿el producto es aspirante a una herencia millonaria por compartir ADN?, y un cuestionamiento que, en lo personal, me aterra es ¿qué pasa con un ser creado a través de células introducidas en un ovulo desnuclearizado?, ¿cuál sería su relación filial con quien aporto dicho ovulo? ¿es parentesco o propiedad? y el siguiente paso…  ¿sería entonces clonación?.

El mundo cambia, y lo que nunca pensamos que podría cambiar a cambiado, ya que hoy día existen cuatro tipos / definiciones de maternidad:

  • Maternidad plena, (cuando hay relación biológica, genética y gestitativa con el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de los deberes);
  • Maternidad genética, (es cuando eres donante de óvulos);
  • Maternidad gestitativa, (cuando la mujer lleva a cabo la gestión de un embrión a partir de un ovulo donado); y
  • Maternidad legal, (la de quien asume frente a los hijos los derechos y obligaciones inherentes a la maternidad sin que existan entre ellos vínculos biológicos).

De acuerdo a lo anterior tendríamos tres tipos de parentesco, por agnación, cognación y afinidad, el hijo deja de ser propiedad de quien lo pare y empieza un va y ven de conceptos y una serie de consecuencias, derechos y deberes que configuran, hoy día, las relaciones materno-filiales.

Es importante aplicar conceptos e instituciones viejas a estos nuevos conceptos como lo son el consentimiento y la responsabilidad así como las causales que se generen y la necesidad de reflexionar sobre velar y proteger las células y entes orgánicos que aún no gozan de personalidad jurídica o, como decían mis profesores de derecho romano,  proteger a “EL NO NACIDO”. Un tema sin duda de profundísima reflexión y estudio.

Dinos ¿Tú que piensas sobre el alquiler de vientre o maternidad subrogada ?

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE HACIENDO CLICK EN EL BOTON!


Asegúrate también leer -->

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros, con click aquí.

Por favor ayúdamos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchísimas gracias por tu ayuda!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.