El cuidado de los pies y la Reflexología

Reflexología

Nuestros pies soportan todo el peso del cuerpo y son los que nos permiten la movilidad, pero en muchos casos el cuidado de los pies queda en segundo plano en cuanto a cuidados se refiere. Comparado con el cuidado que les brindamos a las manos y a la cara, El cuidado de los pies es como “la Cenicienta” del cuerpo, debemos visitar al podólogo mínimo una vez al año y utilizar técnicas como la reflexología.

Los pies, ¡cuánto les debemos y qué poco los cuidamos!.

Si investigamos un grupo de mujeres de diferentes condiciones sociales, el cuidado de los pies es tenido en cuenta como algo primordial por un porcentaje muy pequeño y generalmente compuesto por mujeres de clases sociales altas o que trabajen con su cuerpo. Las mujeres pertenecientes a los demás grupos en la gran mayoría de los casos le brinda a sus pies los cuidados básicos de higiene y algo más cuando les ocasionan algún  tipo de inconveniente, como durezas, hongos etc. Sin embargo uno de los cuidados básicos para los pies es la hidratación para mantenerse sanos y que no se generen durezas en los talones que luego se transformen en grietas que pueden dar lugar a infecciones.

El uso de un buen calzado es fundamental ya que con zapatos que no cumplan con la ventilación adecuada y necesaria, los pies mediante el encierro y la transpiración se transformarán en una zona ideal para el desarrollo de hongos y otras bacterias.

Si vamos al campo de la reflexología, método que consiste en realizar masajes en los pies para aliviar ciertas enfermedades, tensiones y dolores, en nuestros pies están representados todos los órganos de nuestro cuerpo, son zonas que reflejan cada componente del organismo. Al usar la reflexología, se estimulan adecuadamente cada zona se puede lograr que el órgano afectado recupere o mejore sus funciones normales, además de eliminar toxinas. Aquí les dejo una imagen con los órganos asociados a cada partedel pie

el cuidado de los pies

¿Te das cuenta de lo importantes que son nuestros pies? Merecen ser consentidos, masajeados, humectados, protegidos, tratados con reflexología, no sólo son parte fundamental para nuestra actividad motora sino que además permiten mediante una técnica muy disfrutable, que alivien nuestros males, se merecen un premio. ¿Qué tal preparar un recipiente con agua tibia una cucharada de sal, unas hojitas de menta y un poco de manzanilla? Siéntate en tu sillón preferido, introduce los pies en la preparación, usa la reflexología y disfruta.

¿Te ha gustado este artículo? Si es así, compártelo con tus amigas en las redes sociales y no te olvides de dejarn tu comentario.

Síguenos en Twitter haz click aquí
//

Y únete a la comunidad Sentido de Mujer en Facebook haz click en “Me Gusta”

//

¿Quieres recibir más información de tu interés? Regístrate con nosotros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí