La Discriminación Laboral de la Mujer en la Actualidad

discriminacion laboral

¿Exámenes de no gravidez para entrar a trabajar? ¿Tengo menos derechos cuando estoy embarazada?¿Existe discriminación laboral para la mujer en  la actualidad?

No es raro encontrarse en México políticas empresariales de exámenes médicos donde se toman muestras de sangre para realizar “exámenes de gabinete”, donde, sin consentimiento de las mujeres, se les realicen pruebas de embarazo. Negándoles –con pretextos- el no poder laborar con ellos. Dando lugar a casos claros de discriminación laboral.

De 2011 a 2012, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) reportó haber atendido más de 900 quejas relacionadas con discriminación laboral, en este caso de las mujeres trabajadoras, como son: seguridad jurídica, igualdad, discriminación y despido injustificado.

Hay que dejar claro la situación laboral de las mujeres y en general, de todos los trabajadores: El artículo 123 de nuestra Constitución que rige las relaciones laborales cuenta con 2 apartados:

  • “A” que rige las relaciones laborales entre los obreros, jornaleros, empleados domésticos, artesanos y de una manera general, todo contrato de trabajo.
  • “B” que rige las relaciones entre los Poderes de la Unión, el Gobierno del Distrito Federal y sus trabajadores.

Por lo tanto, me limitaré a comentarles la defensa a los derechos de la mujer en el apartado A que se relacionan con discriminación laboral.

El Artículo 123 precisa que durante el embarazo las mujeres no deben poner en riesgo la salud del bebé, así como gozar de días de descanso antes y después del parto sin que se afecte su salario. En concreto, nuestra Carta Magna dice que serán seis semanas antes y seis semanas después del parto, debiendo recibir el salario completo. Nuestro derecho como mujeres en periodo de lactancia queda protegido constitucionalmente, a todas las mujeres en este periodo se le darán 2 descansos extraordinarios por día (cada uno de 30 minutos) para alimentar a sus hijos.

En concreto, la Ley Federal del Trabajo en su artículo 170 enumera los derechos que tienes como mujer trabajadora, entre los que destacan:
El trabajo no debe poner en riesgo la salud de tu bebé.

  1. Descanso de 6 semanas pre y post natal.
  2. 6 semanas de descanso en caso de haber adoptado un infante.
  3. 2 descansos de media hora para lactancia y, en caso de no ser posible, el patrón podrá reducir la jornada de trabajo.
  4. Tu puesto seguirá siendo el mismo siempre que no haya transcurrido un año a partir de dar a luz.
  5. Tienes derecho a que se tome en cuenta tu antigüedad laboral aún en los periodos pre y post natales.

Internacionalmente, México es parte de la Convención para la Erradicación de Todas las Formas de Discriminación Laboral de la Mujer, donde explícitamente se comprometió a protegernos, considerando el embarazo como una función social y el derecho a que el padre de los infantes les provea alimentos (salud, educación, alimentos, vivienda y diversión). Por su parte, el Convenio 183 sobre “La protección de la maternidad” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su artículo 9, a la letra dice “se prohíbe al empleador que despida a una mujer que esté embarazada, o durante la licencia” excepto “por motivos que no estén relacionados con el embarazo, el nacimiento del hijo y sus consecuencias o la lactancia”. Y algo muy importante que también nos menciona la OIT “la prohibición de que se exija a una mujer que solicita un empleo que se someta a un examen para comprobar si está o no embarazada o bien que presente un certificado de dicho examen, excepto cuando esté previsto en la legislación nacional respecto de trabajos que:

  1.  Estén prohibidos total o parcialmente para las mujeres embarazadas o lactantes
  2. Puedan presentar un riesgo reconocido o significativo para la salud de la mujer y del hijo

Me di a la tarea de buscar mujeres que han pasado problemas laborales por estar embarazadas y lo más sorprendente es que dentro del ambiente de la medicina, es donde más casos de discriminación laboral encontré, te comparto sus casos, guardando el anonimato correspondiente:

  • Caso 1: Médica a la que su embarazo es diagnosticado como “alto riesgo”. El jefe inmediato superior le obliga a laborar más de 10 horas. Comienza con problemas al 7 mes, el embarazo se complica. El bebé nace prematuro y al poco tiempo muere. Al regresar a trabajar, el mismo superior jerárquico que la obligó a trabajar horas extras, le recrimina la falta de cuidado.
  • Caso 2: Subdirectora del sector salud Federal que cada que va a sus consultas al ISSSTE no le otorgan permiso de gravidez y sufre hostigamientos telefónicos.
  • Caso 3: Médica con 8 meses de embarazo obligada a hacer labores de campo en geografía accidentada.
  • Caso 4: Mujer que tuvo que programar parto en fin de semana porque tenía que volver a trabajar el día lunes a fin de “cumplir con el contrato”.
  • Caso 5: Mujer que labora para Gobierno Estatal, goza de su periodo de gravidez pero éste se empalma con el segundo periodo vacacional. Le son negadas las vacaciones, cambia de circunscripción laboral y es obligada a viajar a lo largo del. El periodo laboral dura al menos, 12 horas.

Y así podríamos seguir mencionando infinidad de casos en donde los patrones no cumplen con la legislación nacional e internacional, discriminación laboral a las mujeres donde además de ser obligadas a realizar tareas que ponen en peligro sus vidas.
En ninguno de los casos anteriores se respetó su derecho a la lactancia y, en su caso, el no ser forzadas a realizar labores que pusieran en peligro a sus bebés.

¿Qué hacer en estos casos de discriminación laboral?

Tienes varios caminos ante un caso de discriminación laboral: una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (o la Estatal) y acudir urgentemente a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET). ¡No estás sola!

La PROFEDET te concede asesoría jurídica gratuita y, en el caso de requerir acción legal sobre discriminación laboral u otro tema, ellos continúan con la asesoría. La página te la comparto aquí: https://www.profedet.gob.mx/profedet/index.html

Es muy importante que te tomes el tiempo para conocer tus derechos como mujer embarazada y como madre. La ley y los tribunales te protegen, solo es cuestión de que no te dejes intimidar y ejercites tu derecho a la justicia para evitar la discriminación laboral.

Te dejo una cita que me ha acompañado en toda mi vida de abogacía:

 «Iustitia est constans et perpetua voluntas ius suum cuique tribuendi. Iuris praecepta sunt haec: honeste vivere alterum non laedere, suum cuique tribuere.»

“La justicia es la voluntad constante de conceder a cada uno su derecho. Los preceptos del derecho son estos: Vivir honestamente, no dañar a otros y dar a cada uno lo suyo.”

¿Consideras que este artículo sobre discriminación laboral es relevante y de utilidad?

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE HACIENDO CLICK EN EL BOTON!


Asegúrate también leer -->

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.