¿Sabías Que el Tabaco Provoca Envejecimiento Prematuro?

envejecimiento prematuro

Cuando nos preguntan a las mujeres que es lo que más difícil de cumplir años, siempre respondemos que  cada año son más notorios los signos de la edad estamos cumpliendo. Las arrugas, líneas de expresión, deshidratación de la piel, flacidez son señales inequívocas de que vamos madurando, sin pensar realmente que nuestros hábitos de vida son determinantes para retardar o acelerar la aparición de los signos de la edad, contando siempre con la alternativa de vernos más jóvenes si tratamos de tener una buena alimentación, hacer ejercicio, dormir bien, no fumar y  mantenemos alejadas de fumadores.

Muchas mujeres en la actualidad están empezando a fumar a menor edad lo que significa que cuando cumplan 35 años tendrán aproximadamente 15 años fumando (más, menos) lo que implica 15 años de envejecimiento prematuro que se empezará a notar drásticamente en la apariencia de su piel a partir de los 25 años.

Te recomendamos leer –> Cáncer de mama, un problema global relacionado al tabaquismo

Además de todos los daños orgánicos que sabemos provoca fumar en las personas (mayor porcentaje de probabilidades de contraer cáncer, EPOC, afecciones cardiacas, entre otros) debemos tomar en cuenta que nuestra piel (el órgano más grande del ser humano) también sufre dramáticamente las consecuencias del consumo de tabaco, porque las fibras elásticas naturales de nuestra piel se destruyen a consecuencia de los más de 4000 componentes tóxicos que inhalamos provocando que se arrugue más de lo que debería, siendo más notorio en la cara.

En el caso del rostro, la persona presenta una piel arrugada y con un tono gris, prominencia de los huesos, principalmente en los pómulos. Los labios y ojos se rodean de finas arrugas y adquieren un tono obscuro; las mejillas y mandíbulas presentan líneas profundas y superficiales; en el caso de las mujeres fumadoras activas y pasivas, tienen tres veces más probabilidades de presentar arrugas prematuramente que aquellas que no están en contacto con el humo de tabaco ambiental.

Además la nicotina y los alquitranes generan reacciones adversas en la estructura natural de nuestra piel, como la dilatación de los poros, lo que con el tiempo, convierte a nuestra piel en un acumulador de grasa y células muertas que producen puntos negros, se hinchan los párpadospor la constante inhalación de humo, misma que produce congestión de las fosas nasales, provocando  inflamación.

Te recomendamos leer –> Dejar de Fumar, 7 Momentos Claves en tu Vida Para Lograrlo

Por si fuera poco, las mujeres que fuman antes y después de una cirugía, tienen una cicatrización más lenta y les queda una mayor marca en la piel, porque el humo afecta la oxigenación de los tejidos, disminuyendo la circulación  intoxicando la sangre y como consecuencia más grave,  de acuerdo con un estudio publicado por la Universidad del Sur de Florida en el diario Cancer Causes Control,  el hábito de fumar (que en muchas ocasiones es adicción a la nicotina) aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel (carcinoma espinocelular).

Pero así como el fumar es causa de envejecimiento y mayores riesgos de contraer otras enfermedades, dejar de fumar también revierte los efectos del tabaquismo , mejorando notablemente la apariencia de la piel.

Apenas se deja de fumar, se empiezan a ver cambios positivos y notables en la piel. Se  comienzan en el torrente sanguíneo y fluye hacia los componentes de la piel del cuerpo humano. 24 horas después de fumarte el último cigarrillo, comienza a aumentar el flujo de sangre en el cuerpo, permitiendo a los vasos capilares con nutrientes y oxígeno que nutren la piel aumenten los suministros que entran en la piel o epidermis.

Ya que se ha dejado de fumar por más de una semana, las personas se empiezan a sentir  mejor de salud,  más felices con su nueva apariencia, ya que la piel de la cara comienza a cambiar. En cuestión de semanas desde la última inhalada de humo de tabaco, la tez cambia de pálida a una con color saludable. Los poros de la cara comienzan a estar menos bloqueados y más limpios, permitiendo que algunos de los poros que se han agrandado previamente reduzcan su tamaño o se vayan cerrando.

Te recomendamos leer –> 10 Consejos Para Ayudarte A Dejar De Fumar y Tener Una Vida Saludable

Por lo que, si queremos lucir más jóvenes, debemos tomar en cuenta siempre que es muy importante hacer ejercicio, alimentarnos sanamente y no fumar, cualquier día es bueno para decidir cambiar tu apariencia con solo dejar los cigarrillos, verás que en poco tiempo te sentirás y te verás mejor.

Sé que muchas personas dicen que es muy difícil dejar el hábito, pero esto se debe a que son adictos a la nicotina, pero no pasa nada, no tengan miedo a dejarlo,  en nuestro país hay muchos profesionales que trabajan tratamiento de tabaquismo de manera correcta, garantizando en un 70% sus resultados positivos.

No podemos olvidar que es muy importante la voluntad que cada quien tenga para dejar el tabaco, no se desanimen, su salud y su apariencia son primero, estoy segura de que ustedes y quienes las rodean notarán rápidamente el cambio, la belleza requiere sacrificios y dejar el tabaco más que un sacrificio es un beneficio para la salud.  Si necesitan más orientación pueden ponerse en contacto conmigo.

Si te pareció interesante este artículo no dudes en COMPARTIRLO en las redes sociales o mandarlo por WHATSAPP a tus amigas, COMÉNTALO al final, DALE LIKE a la página de FACEBOOK. ¡Y SUSCRÍBETE HACIENDO CLICK EN EL BOTON!


Asegúrate también leer -->

¿Quieres recibir más información de la Revista Sentido de Mujer ? Regístrate con nosotros, con click aquí.

Por favor ayúdamos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sólo tienes que hacer click en estos botones que verás aquí abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchísimas gracias por tu ayuda!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor deja tu comentario
Por favor deja tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.