Mi deseo era bajar de peso , lo intentaba una y otra vez y nada. La dieta la hacía a medias porque siempre surgía el festejo o la invitación a comer o que me regalaban una dona o llegaba el fin de semana e íbamos al desayuno bufete (¡pretextos!). Siempre comía pensando en que no debería estar comiendo eso porque iba a engordar, y en lugar de medirme comía más pensando en que como era alimento prohibido y lo dejaría una vez iniciada la dieta debía aprovechar ahora que aún podía comerlo.

Sabía alimentarme, no tomaba refresco, no comía galletas, había días en que casi ni comía, hasta practicaba ejercicio 5 días a la semana, me veía al espejo y a pesar de no verme gorda, me sentía gorda y no me gustaba mi cuerpo y las fotos lo confirmaban. Me veía gorda.

Me sentía atorada, como si algo me impidiera conseguir mis sueños, pensé que quizás era por mi edad, dicen que entre más grande, más difícil es bajar de peso… estaba en un círculo vicioso.

Te recomendamos leer –> Como Bajar de Peso de Forma Duradera: 7 Tips Clave

Deseaba una solución, estaba dispuesta a hacer las cosas correctas. Me esforzaba al máximo una semana y la báscula mostraba que no sólo no bajaba, ¡subía! Renunciaba con frustración de no ver resultados.

Hasta que llegó un día que me cansé de vivir así y al fin tomé la decisión de bajar de peso y conseguir lo que quería.

Fui con la Nutrióloga por mi plan de alimentación para comenzar a seguirlo sin sabotearme, comencé con mi rutina de ejercicios 6 días a la semana, entrenándome con las personas que tenían el cuerpo que yo deseaba. Al primer mes empecé a ver resultados y a los tres meses el resultado es más que sorprendente.

He bajado 7.5 kilos de grasa y he subido músculo. Ya como sin culpas y sin temor de engordar. Esto que tengo ahora es un estilo de vida saludable que me hace sentir bien todo el tiempo. Ya no me dan ataques de querer probar de todos los postres, de entrar a un bufette y querer probar todos los platillos.

Ahora como para alimentar mi cuerpo, para tener energía y para sentirme bien. Ahora tengo hábitos saludables igual que las personas delgadas, como sin ansiedad ni voracidad y sigo bajando de peso.

Estoy muy feliz que después de 12 años de haberlo intentado todo, hasta ahora por fin haya logrado bajar de peso.

Ahora que volteo para atrás me doy cuenta de que en estos 3 meses los cumpleaños no desaparecieron, de hecho asistí a 4 y en todos ellos comí pastel. Tampoco desaparecieron los bufettes. Fui a 2 y comí. Tampoco desaparecieron las invitaciones a comer, ni los postres. Entonces, ¿cuál fue esta vez la diferencia?

Te recomendamos leer –> Los 15 Mejores Consejos para Bajar de Peso [Video]

Esta vez no renuncié a la semana. Todos los días hice lo que tenía que hacer y si un día me excedía en alguna comida, lo compensaba en la cena y al otro día lo intentaba de nuevo. Busqué un coach de alimentos que me dijera como hacer ayuno intermitente y que comer para bajar de peso , que midiera mis indicadores de grasa, agua, músculo y proteínas.

Me uní a un grupo de chicas en el club que tienen cuerpos lindos y saludables y que entre ellas hay motivación para ir todos los días a entrenar . Con ellas entreno hasta que me duele el músculo y comienzan a brotar gotas de sudor por el esfuerzo que estoy haciendo. Con ellas aprendí que podíamos terminar de entrenar y festejar con pastel muy felices y ¡libres de culpa!

Y un día después de 15 semanas de tener hábitos de pensamiento, comida, ejercicio saludables desperté y pensé «soy delgada». Este es el logro más importante porque ya soy otra persona. Años antes había logrado bajar de peso , pero recuperé los kilos porque aquella vez no había logrado cambiar el chip de «Ser – Hacer – Tener».

Cuando una persona «Es gorda» y «Hace cosas que los gordos hacen» y después de una rigurosa dieta logra tener unos kilos de menos , si no logra cambiar el Ser (en su mente), sigue siendo gorda y como seguirá haciendo cosas que los gordos hacen muy pronto tendrá un efecto rebote y recuperará esos kilos que logró bajar con tanto esfuerzo.

El secreto para bajar de peso está en trabajar en el Ser. Y, ¿cómo se consigue esto? De la misma forma que una persona se convierte en futbolista, en pintor, en abogado, en carpintero, en cocinero, en médico. Hábitos. Haciendo pequeñas tareas todos los días.

Te recomendamos leer –> Porque no es lo mismo bajar de peso que reducir medidas [Video]

¿Qué hábitos tiene una persona delgada?

Se siente delgada y se mantiene en línea
Desayuna saludable.
Come cuando tiene hambre no sufren de gula.
Siempre trae fruta o verdura para picar con un puñadode semillas de chia , aunque también puedes incluir postres sin azúcar para diabéticos .
Toman té o mucha agua.
Evitan las comidas con mucha azúcar.
Son activas. Practican ejercicio al menos 3 veces por semana o caminan mucho.
Evitan el exceso de carbohidratos.
Comen sin culpa porque ningún alimento es prohibido.
Agregan vegetales a sus comidas.
Comen raciones pequeñas.
Duermen regularmente 8 horas.

Después de practicar todos los anteriores hábitos todos los días, indudablemente serás una persona delgada en 3 – 4 meses.

Algunos de los hábitos de las personas obesas o con sobrepeso son:

Ansiedad al momento de comer.
Comidas abundantes.
Exceso de carbohidratos.
Beben poca agua o consumen refresco
El equilibrio de las comidas no es el adecuado.
No desayunan o es incompleto el desayuno.
Baja autoestima
Tienen muchos alimentos prohibidos.

Si tienes obesidad o sobrepeso analiza qué hábitos y estilo de vida son los te han llevado ahí y detente, deja de hacerlos y sustitúyelos por los hábitos de las personas delgadas.

¡Si funciona!

Asegúrate también leer –> 7 Famosos que Perdieron Fama por Ganar Tantos Kilos

[the_ad id=»14956″]

¿Quieres recibir más información de la Revista Sentido de Mujer ? Regístrate con nosotros, con click aquí.